lunes, 9 de mayo de 2011

EN SAN SEBASTIÁN SALITRILLO


video
El hijo pródigo
Autor: Vidal Cruz
Interpretado por: GRUPO BONANZA (El Salvador)

El sábado 30 de abril se realizó un culto de Acción de Gracias, patrocinado por el Alcalde y Consejo Municipal de San Sebastián Salitrillo, del Departamento de Santa Ana y estuvimos como invitados en dicha actividad.
Nuestra participación fue en grande, pero la mayoría no fue grabada. Aquí les dejo aunque sea una pequeña parte de nuestra participación.

Bendiciones...


video
Te vengo a decir
Interpretado por: GRUPO BONANZA (El Salvador)

miércoles, 19 de mayo de 2010

POR QUE JESÚS VINO A MORIR...

No sé si alguna vez te has preguntado ¿Por qué razón Jesús vino a morir en una cruz?

Quizá algunos jamás nos hemos detenido un momento para hacernos esta pregunta; sin embargo, una cosa es real, que él vino y se entregó como cordero expiatorio por los pecados de la humanidad.

Otros quizá hemos en algún momento pensado en las razones de su venida y por qué pagar de esa manera por el pecado de todos nosotros.

La Biblia nos muestra algunos aspectos que son relevantes y que tuvieron un efecto en ese sacrificio cruel que él tuvo que realizar.

Satanás (o cualquier otro nombre que se le dé) se reveló en contra de Dios y quiso ser igual que él. Levantó a una gran cantidad de ángeles e hizo una verdadera revolución. Dios en su poder y con los ángeles que no habían seguido a Satanás, venció en la batalla y desde ese momento Satanás fue arrojado para que habitara alrededor de la Tierra. Los ángeles que le apoyaron en su rebelión, a partir de ese momento recibieron el nombre de demonios y habitan como espíritus alrededor de la Tierra.

Dios creó al hombre (y a la mujer), a su imagen y semejanza, y les colocó en el Jardín del Edén, para que lo habitasen y señoreasen, pero Satanás, con su astucia se adueño del corazón del hombre haciéndole desobedecer su mandato de no comer del “Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal”, que estaba en el huerto.

Al desobedecer la orden de Dios, el hombre quedó bajo el control de Satanás.

Dios tuvo misericordia del hombre y buscó alternativas para acercarle a sí, sin embargo el hombre siempre buscaba la manera de alejarse de él.

En un primer momento, Dios le dio la opción al hombre de ser redimido de su pecado ofreciendo un sacrificio con olor grato a Dios, se podía ofrecer en sacrificio un becerro, una paloma y las personas más pobres un poco de harina, los cuales eran quemados en sacrificio y el olor grato llegaba a Dios y él se complacía y perdonaba los pecados del penitente.

Con el tiempo Dios se cansó de tanto sacrificio, pues el corazón del hombre siempre volvía al pecado y decidió enviar a su hijo como el sacrificio único que podría borrar de una sola vez los pecados de la humanidad.


En el Evangelio de San Juan 3:16 encontramos lo siguiente: Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su hijo único para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga la vida eterna.

La Biblia también nos expresa que “Por cuanto todos pecaron están destituidos de la gloria de Dios” en Romanos 3:23

Entonces el propósito de enviar a Jesucristo, era redimir a todos los seres humanos del pecado.

Agrega además en Romanos 6:23 que: “la paga del pecado es muerte, más el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús”

Entonces la razón es simple, nosotros no merecíamos el sacrificio de Cristo, pero él nos amó tanto que quiso hacerlo por nosotros.

En Romanos 5:8 agrega: “Más Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros”

Ahora bien, el sacrificio de Cristo ya se ha dado y no puede haber otro sacrificio igual, y el ser humano no tiene otro camino al cual ir para ser restaurado y sus pecados perdonados.

Dice la Biblia en 1ª. Timoteo 2:5,Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre”.

Ahora bien ¿Cuál es la única manera para ser salvo?, la Biblia es clara y precisa y nos dice en Romanos 10:9-10 lo siguiente: que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación”

Te invito por lo tanto a aceptar a Cristo como tu único y suficiente salvador.

Puedes orar de la siguiente manera:

Señor, reconozco que soy pecador, pero también reconozco que tú moriste por mis pecados en la cruz del Calvario y que esa sangre derramada, puede limpiar mis pecados. Toma control de mi vida, límpiame de mi maldad y sé propicio de mí pues soy pecador”

Ahora te invito a visitar una iglesia en la cual se predique el evangelio, en la cual, la Biblia sea el mensaje que se predique y te deseo bendiciones.

 

Algunas iglesia que te recomiendo son: Asambleas de Dios, Misión Centroamericana, Bautista, Iglesia del Príncipe de Paz, Iglesia de Dios, Iglesia la Voz de Dios.

Puedes enviar tus comentarios a:

vidalovedcruzmulatillo@hotmail.com

miércoles, 24 de junio de 2009

SUEGRAS?

Hace unos años escuché un chiste un poco de mal gusto sobre todo para las suegras, esas mujeres que quieren tanto a sus bebés que no los dejan alejarse de sus faldas y que casi siempre se quieren meter en todo (salvo con algunas excepciones a las cuales felicito).

Lo cierto es que el chiste decía más o menos así:

Un hombre caminaba por la playa, de pronto se encuentra una lámpara toda enmohecida, recordó el caso de aladino y se dijo para sí mismo, voy a frotar la lámpara tal vez aparece un genio y zaz… aparece de inmediato un genio que se pone a sus órdenes.

“Soy el genio de la lámpara y te voy a conceder tres deseos, pero debes saber algo…

Que, que… dijo el hombre

De cada cosa que pidas para ti, tu suegra recibirá el doble.

Hecho le dijo el hombre, aquí va mi primer deseo…

“quiero una mansión en la playa con piscina, zoológico, bar y restaurante, mi harem y muchos sirvientes…

Hecho le dice el genio, pero tu suegra tiene dos…

¿Cuál es tu segundo deseo?

“Quiero un tesoro que sea el más grande del mundo…

Está hecho… pero no será el más grande del mundo porque tu suegra recibirá el doble, respondió el genio.

¿Cuál es tu tercer deseo?

Mmmmm… pensó el hombre… mmmmm… “quiero que me den una paliza y que me dejen medio muerto…

Ya sabrán que le pasó a la suegra pues debió recibir el doble…

Dije que era un chiste de mal gusto, pues yo si tengo suegra y mis respetos para ella.

Cuando llego a su casa (que por cierto no es muy seguido) me atiende como rey y me trata con la mayor cordialidad del mundo, ojalá todas las suegras fueran como ella.

Ha sabido respetar nuestra intimidad y no se inmiscuye en nuestros problemas.

Claro está hay que respetarlas como tales pues con su trabajo tan duro… pudieron diseñar a esas mujeres tan bellas que ahora podemos… no sé si la palabra sea “adorar” que nos vuelven locos cuando no las tenemos y otro tanto más cuando ya las tenemos…

Para todas esas mujeres lindas mis más gratos deseos y que Dios las bendiga siempre… y ojalá siempre nos ayuden con sus consejos y también aconsejando a sus hijas (claro para que actúen con cordura) y nos ayuden así a vivir en completa armonía en el hogar…


En la Biblia encontramos lo siguiente…
Mujer virtuosa ¿Quién la hallará?, porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas…

miércoles, 17 de junio de 2009

DIA DEL PADRE...

Este día se celebra en El Salvador el día del padre y por consiguiente los que ya tenemos este privilegio (que a la vez se es una responsabilidad), nos sentimos aludidos.
Lo cierto es que me llamó la atención, que este día muy temprano por la mañana, mi hijo de diez años, me llamó por teléfono, cosa que casi nunca sucede, pero déjenme decirles que me provocó una profunda alegria en el corazón, no por el hecho de que me llamara, simplemente, sino por el hecho de haber recordado esta fecha tan especial.
Y es importante hacer notar que día del padre no son todos los días, es sólo una vez al año y quizás no tengas tanto tiempo disponible pero que tal si te tomas unos minutos y le llamas a tu padre, tal vez no tengas muy buenos recuerdos de él, quizás te haya defraudado en algún momento o sientes simplemente que nunca contaste con él.
Pero quiero decirte algo, en el fondo del corazón él te ama y espera que tú le recuerdes.
También recuerda que tienes un padre en el cielo, el cual murió por tí, él te ama tanto y te quiere hacer feliza.
Haz tu llamada, sé que le harás feliz...

Recuerda lo que dice la Biblia "Honra a tu padre y a tu madre para que tu vida se alargue sobre la tierra"

viernes, 5 de junio de 2009

EL MAESTRO (Por Vidal Cruz)...

Escuchando la radio esta mañana, me llamó la atención algo que sin duda a muchos nos parecería no muy común, y es aproximadamente los siguiente:

En la religión judía, en los tiempos de Cristo, era obligatorio que todos los padres de familia enviaran a sus hijos como discípulos de un maestro, para que este los instruyera en la ley de Moisés. Los padres de familia también eran responsables de la educación de sus hijos y lo hacían con esmero.

Al llegar los chicos a la edad de trece años, el maestro decidía quienes iban a poder continuar bajo su tutela, estos sin duda eran los más inteligentes y tenían la posiblidad de sobresalir en la sociedad. En otras palabras, serían los futuros maestros.

Aquellos que no demostraban verdaderos avances, a esa edad, regresaban a sus hogares y se les enseñaba un oficio para que se pudieran defender en la vida. Se preparaban albañiles, pescadores, carpinteros, agricultores, etc.

Es de hacer notar que cuando Jesús inició su ministerio, no buscó a la gente brillante, no fueron los más inteligentes sus seguidores, sino que fue a buscar a estos que habían sido reprobados por los maestros de la época.

Él buscó pescadores, agricultores, recolectores de impuestos y gente que no era tan estimada por la sociedad.

Hoy en día quizás, tú y yo no seamos los más aptos para seguirle, quizás no somos los que la sociedad misma admira, pero Dios ha visto algo importante en nosotros. No ha visto apariencias, ha visto la necesidad del corazón...

Te invito a que tengas un encuentro personal con Jesús...

lunes, 4 de mayo de 2009

SUFRIMIENTO DE UNA MADRE

Estaba una madre sentada junto a la cuna de su hijito, muy afligida y angustiada, pues temía que el pequeño se muriera.

Éste, en efecto, estaba pálido como la cera, tenía los ojitos medio cerrados y respiraba casi imperceptiblemente, de vez en cuando con una aspiración profunda, como un suspiro.

La tristeza de la madre aumentaba por momentos al contemplar a la tierna criatura.

Llamaron a la puerta y entró un hombre viejo y pobre, envuelto en un holgado cobertor, que parecía una manta de caballo; son mantas que calientan, pero él estaba helado. Se estaba en lo más crudo del invierno; en la calle todo aparecía cubierto de hielo y nieve, y soplaba un viento cortante.

Como el viejo tiritaba de frío y el niño se había quedado dormido, la madre se levantó y puso a calentar cerveza en un bote, sobre la estufa, para reanimar al anciano. Éste se había sentado junto a la cuna, y mecía al niño. La madre volvió a su lado y se estuvo contemplando al pequeño, que respiraba fatigosamente y levantaba la manita.

- ¿Crees que vivirá? -preguntó la madre-. ¡El buen Dios no querrá quitármelo!

El viejo, que era la Muerte en persona, hizo un gesto extraño con la cabeza; lo mismo podía ser afirmativo que negativo.

La mujer bajó los ojos, y las lágrimas rodaron por sus mejillas. Tenía la cabeza pesada, llevaba tres noches sin dormir y se quedó un momento como aletargada; pero volvió en seguida en sí, temblando de frío.

- ¿Qué es esto? -gritó, mirando en todas direcciones. El viejo se había marchado, y la cuna estaba vacía. ¡Se había llevado al niño! El reloj del rincón dejó oír un ruido sordo, la gran pesa de plomo cayó rechinando hasta el suelo, ¡paf!, y las agujas se detuvieron.

La desolada madre salió corriendo a la calle, en busca del hijo.

En medio de la nieve había una mujer, vestida con un largo ropaje negro, que le dijo:

- La Muerte estuvo en tu casa; lo sé, pues la vi escapar con tu hijito. Volaba como el viento. ¡Jamás devuelve lo que se lleva!

- ¡Dime por dónde se fue! -suplicó la madre-. ¡Enséñame el camino y la alcanzaré!

- Conozco el camino -respondió la mujer vestida de negro pero antes de decírtelo tienes que cantarme todas las canciones con que meciste a tu pequeño. Me gustan, las oí muchas veces, pues soy la Noche. He visto correr tus lágrimas mientras cantabas.

- ¡Te las cantaré todas, todas! -dijo la madre-, pero no me detengas, para que pueda alcanzarla y encontrar a mi hijo.

Pero la Noche permaneció muda e inmóvil, y la madre, retorciéndose las manos, cantó y lloró; y fueron muchas las canciones, pero fueron aún más las lágrimas. Entonces dijo la Noche:

- Ve hacia la derecha, por el tenebroso bosque de abetos. En él vi desaparecer a la Muerte con el niño.Muy adentro del bosque se bifurcaba el camino, y la mujer no sabía por dónde tomar. Levantábase allí un zarzal, sin hojas ni flores, pues era invierno, y las ramas estaban cubiertas de nieve y hielo.

- ¿No has visto pasar a la Muerte con mi hijito?

- Sí -respondió el zarzal- pero no te diré el camino que tomó si antes no me calientas apretándome contra tu pecho; me muero de frío, y mis ramas están heladas.

Y ella estrechó el zarzal contra su pecho, apretándolo para calentarlo bien; y las espinas se le clavaron en la carne, y la sangre le fluyó a grandes gotas.

Pero del zarzal brotaron frescas hojas y bellas flores en la noche invernal: ¡tal era el ardor con que la acongojada madre lo había estrechado contra su corazón! Y la planta le indicó el camino que debía seguir.

Llegó a un gran lago, en el que no se veía ninguna embarcación. No estaba bastante helado para sostener su peso, ni era tampoco bastante somero para poder vadearlo; y, sin embargo, no tenía más remedio que cruzarlo si quería encontrar a su hijo.

Echóse entonces al suelo, dispuesta a beberse toda el agua; pero ¡qué criatura humana sería capaz de ello! Mas la angustiada madre no perdía la esperanza de que sucediera un milagro.

- ¡No, no lo conseguirás! -dijo el lago-. Mejor será que hagamos un trato. Soy aficionado a coleccionar perlas, y tus ojos son las dos perlas más puras que jamás he visto. Si estás dispuesta a desprenderte de ellos a fuerza de llanto, te conduciré al gran invernadero donde reside la Muerte, cuidando flores y árboles; cada uno de ellos es una vida humana.

- ¡Ay, qué no diera yo por llegar a donde está mi hijo! -exclamó la pobre madre-, y se echó a llorar con más desconsuelo aún, y sus ojos se le desprendieron y cayeron al fondo del lago, donde quedaron convertidos en preciosísimas perlas.

El lago la levantó como en un columpio y de un solo impulso la situó en la orilla opuesta. Se levantaba allí un gran edificio, cuya fachada tenía más de una milla de largo. No podía distinguirse bien si era una montaña con sus bosques y cuevas, o si era obra de albañilería; y menos lo podía averiguar la pobre madre, que había perdido los ojos a fuerza de llorar.

- ¿Dónde encontraré a la Muerte, que se marchó con mi hijito? -preguntó.- No ha llegado todavía -dijo la vieja sepulturera que cuida del gran invernadero de la Muerte-.

¿Quién te ha ayudado a encontrar este lugar?- El buen Dios me ha ayudado -dijo la madre-.

Es misericordioso, y tú lo serás también. ¿Dónde puedo encontrar a mi hijo?

- Lo ignoro -replicó la mujer-, y veo que eres ciega. Esta noche se han marchitado muchos árboles y flores; no tardará en venir la Muerte a trasplantarlos. Ya sabrás que cada persona tiene su propio árbol de la vida o su flor, según su naturaleza. Parecen plantas corrientes, pero en ellas palpita un corazón; el corazón de un niño puede también latir. Atiende, tal vez reconozcas el latido de tu hijo, pero, ¿qué me darás si te digo lo que debes hacer todavía?

- Nada me queda para darte -dijo la afligida madre pero iré por ti hasta el fin del mundo.

- Nada hay allí que me interese -respondió la mujer pero puedes cederme tu larga cabellera negra; bien sabes que es hermosa, y me gusta. A cambio te daré yo la mía, que es blanca, pero también te servirá.

- ¿Nada más? -dijo la madre-.

Tómala enhorabuena -. Dio a la vieja su hermoso cabello, y se quedó con el suyo, blanco como la nieve.Entraron entonces en el gran invernadero de la Muerte, donde crecían árboles y flores en maravillosa mezcolanza. Había preciosos, jacintos bajo campanas de cristal, y grandes peonías fuertes como árboles; y había también plantas acuáticas, algunas lozanas, otras enfermizas.

Serpientes de agua las rodeaban, y cangrejos negros se agarraban a sus tallos. Crecían soberbias palmeras, robles y plátanos, y no faltaba el perejil ni tampoco el tomillo; cada árbol y cada flor tenia su nombre, cada uno era una vida humana; la persona vivía aún: éste en la China, éste en Groenlandia o en cualquier otra parte del mundo. Había grandes árboles plantados en macetas tan pequeñas y angostas, que parecían a punto de estallar; en cambio, veíanse míseras florecillas emergiendo de una tierra grasa, cubierta de musgo todo alrededor. La desolada madre fue inclinándose sobre las plantas más diminutas, oyendo el latido del corazón humano que había en cada una; y entre millones reconoció el de su hijo.

- ¡Es éste! -exclamó, alargando la mano hacia una pequeña flor azul de azafrán que colgaba de un lado, gravemente enferma.

- ¡No toques la flor! -dijo la vieja-. Quédate aquí, y cuando la Muerte llegue, pues la estoy esperando de un momento a otro, no dejes que arranque la planta; amenázala con hacer tú lo mismo con otras y entonces tendrá miedo. Es responsable de ellas, ante Dios; sin su permiso no debe arrancarse ninguna.

De pronto sintióse en el recinto un frío glacial, y la madre ciega comprendió que entraba la Muerte.

- ¿Cómo encontraste el camino hasta aquí? -preguntó.- ¿Cómo pudiste llegar antes que yo?

- ¡Soy madre! -respondió ella.

La Muerte alargó su mano huesuda hacia la flor de azafrán, pero la mujer interpuso las suyas con gran firmeza, aunque temerosa de tocar una de sus hojas. La Muerte sopló sobre sus manos y ella sintió que su soplo era más frío que el del viento polar. Y sus manos cedieron y cayeron inertes.

- ¡Nada podrás contra mí! -dijo la Muerte.

- ¡Pero sí lo puede el buen Dios! -respondió la mujer.
- ¡Yo hago sólo su voluntad! -replicó la Muerte-. Soy su jardinero. Tomo todos sus árboles y flores y los trasplanto al jardín del Paraíso, en la tierra desconocida; y tú no sabes cómo es y lo que en el jardín ocurre, ni yo puedo decírtelo.

- ¡Devuélveme mi hijo! -rogó la madre, prorrumpiendo en llanto. Bruscamente puso las manos sobre dos hermosas flores, y gritó a la Muerte:- ¡Las arrancaré todas, pues estoy desesperada!

- ¡No las toques! -exclamó la Muerte-. Dices que eres desgraciada, y pretendes hacer a otra madre tan desdichada como tú.

- ¡Otra madre! -dijo la pobre mujer, soltando las flores-.

¿Quién es esa madre?- Ahí tienes tus ojos -dijo la Muerte-, los he sacado del lago; ¡brillaban tanto! No sabía que eran los tuyos. Tómalos, son más claros que antes. Mira luego en el profundo pozo que está a tu lado; te diré los nombres de las dos flores que querías arrancar y verás todo su porvenir, todo el curso de su vida. Mira lo que estuviste a punto de destruir.Miró ella al fondo del pozo; y era una delicia ver cómo una de las flores era una bendición para el mundo, ver cuánta felicidad y ventura esparcía a su alrededor.La vida de la otra era, en cambio, tristeza y miseria, dolor y privaciones.

- Las dos son lo que Dios ha dispuesto -dijo la Muerte.

- ¿Cuál es la flor de la desgracia y cuál la de la ventura? -preguntó la madre.

- Esto no te lo diré -contestó la Muerte-. Sólo sabrás que una de ellas era la de tu hijo. Has visto el destino que estaba reservado a tu propio hijo, su porvenir en el mundo.La madre lanzó un grito de horror:

- ¿Cuál de las dos era mi hijo? ¡Dímelo, sácame de la incertidumbre! Pero si es el desgraciado, líbralo de la miseria, llévaselo antes. ¡Llévatelo al reino de Dios! ¡Olvídate de mis lágrimas, olvídate de mis súplicas y de todo lo que dije e hice!

- No te comprendo -dijo la Muerte-. ¿Quieres que te devuelva a tu hijo o prefieres que me vaya con él adonde ignoras lo que pasa?La madre, retorciendo las manos, cayó de rodillas y elevó esta plegaria a Dios Nuestro Señor:

- ¡No me escuches cuando te pida algo que va contra Tu voluntad, que es la más sabia! ¡No me escuches! ¡No me escuches!Y dejó caer la cabeza sobre el pecho, mientras la Muerte se alejaba con el niño, hacia el mundo desconocido.

martes, 28 de abril de 2009

HE APRENDIDO...

He aprendido....que nadie es perfecto
hasta que no te enamoras.
He aprendido que....la vida es dura,
pero yo lo soy más!!

He aprendido que...las oportunidades no se pierden nunca
las que tu dejas marchar...las aprovecha otro.
He aprendido que...cuando siembras rencor y amargura
la felicidad se va a otra parte.

He aprendido...que necesitaría usar siempre palabras buenas...
porque mañana quizás se tienen que tragar.
He aprendido...que una sonrisa es un modo económico
para mejorar tu aspecto.

He aprendido...que no puedo elegir como me siento...
pero siempre puedo hacer algo.
He aprendido que...cuando tu hijo recién nacido tiene tu dedo en su puñito...
te tiene enganchado a la vida.

He aprendido que...todos quieren vivir en la cima de la montaña...
pero toda la felicidad pasa mientras la escalas.
He aprendido que...se necesita gozar del viaje
y no pensar sólo en la meta.

He aprendido que...es mejor dar consejos sólo en dos circunstancias...
cuando son pedidos y cuando de ello depende la vida.
He aprendido que...cuanto menos tiempo derrocho...
más cosas hago.

Chistes

1. En un carro iba una pareja de casados pero iban peleados,
al pasar frente a una granja el novio vio unos cochinitos y le dijo a la mujer:
¿Familiares tuyos?
Y ella le contestó:
¡Sí, mis suegros!




2. Jaimito estaba en el salón de clase con sus compañeros,
como la profesora no llegaba, todos los alumnos comenzaron a hacer alboroto.

Cuando llegó la profesora vio el desorden que había y comenzó a interrogar a los niños.

Juanita, ¿Qué haz hecho tú?
Yo dibujé en la pizarra.

Pedrito, y tú, ¿Qué hiciste?
Yo tiré mi pupitre contra el suelo.

Jaimito, y tú, ¿Qué hiciste?
Yo tiré serpentina por la ventana.

Caramba, aprendan de Jaimito que no es un malcriado como ustedes.

Pero al pasar unos minutos, tocan la puerta de la clase y entra una niña toda golpeada, la profesora le pregunta:

¿Quién eres?
Yo me llamo Serpentina.

EL JARRON AZUL (Parte IV).

Por dos meses Cappy Ricks no volvió a ver a William Peck; el administrador general lo había mandado a los Estados del Sur y del Oeste, tan pronto como Peck se impuso de todos los detalles del negocio... de los precios, pesos, tarifas de fletes, condiciones de venta, etc.
De una ciudad telefoneó un pedido de dos furgones de madera alerce; en la siguiente de su itinerario logró que el dueño de una maderería, a quien Mr. Skinner en vano había tratado por años de venderle, conviniera en comprar de prueba un furgón de tablas de abeto fétido, de tamaños y clases surtidas, aun precio más alto del fijado por Mr. Skin­ner.
En el estado de Arizona consiguió varios pedidos de madera para refuerzos de pozos de minas, pero sólo hasta que llegó al centro del estado de Texas empezó a demostrar su extraordinaria habilidad para vender.
Allí se especializó en la venta de maderas para torres de taladrar pozos petroleros; y fue tal el bombardeo de pedidos que mandó a las oficinas generales, que Mr. Skinner tuvo que telegrafiarle pidiéndole que se calmara un poco en la venta de esa madera por estársele agotando las existencias, y que se dedicará a vender de otras clases.

Completando su itinerario, emprendió el viaje de regreso vía Los Ángeles, pero de paso se detuvo en el Valle de San Joaquín y vendió allí dos furgones más de abeto fétido.
Al recibir Mr. Skinner el telegrama fue a mostrárselo al presidente.
-"No cabe duda que Peck puede vender madera" -Anunció a Mr. Ricks un tanto corrido-. "Ha conseguido cinco nuevos clientes y acaba de mandar otro pedido de dos furgones de abeto fétido. Creo que tendré que aumentarle el sueldo el 1° del año".
- Oyeme, Skinner. ¿Por qué diablos quieres aguardar hasta el primero del año?
Ese pernicioso hábito que tienes de diferir para más tarde lo que debes hacer hoy, especialmente cuando se trata de soltar el dinero, nos ha costado la pérdida de los servicios de más de un buen empleado. Sabiendo que Peck merece un aumento de sueldo, ¿Por qué no se lo das ahora, y con gusto? Peck te tendrá buena voluntad, trabajará más todavía y por lo menos te considerará como ser humano.
-Muy bien Mr. Ricks, voy a asignarle el mismo sueldo que Andrews tenía antes que Peck tomara su puesto.
-Skinner, tú realmente me obligas a recordarte quien manda en esta empresa. Peck vale más que Andrews ¿Verdad?
-Así parece.
- Entonces por amor a la justicia, págale más y haz efectivo ese aumento desde el primer día que empezó a trabajar. ¡Vete de aquí porque me pones nervioso!
¡Un momento!... ¿Qué está haciendo Andrews en Shanghai?
-Dándole a ganar dinero a la compañía del cable - contestó Skinner con sarcasmo-. Cablegrafía como tres veces por semana sobre asuntos que él mismo debería. Matt Peasley está disgustado con él.
-Eso no me sorprende... supongo que Matt vendrá a decirme dentro de poco que yo fuí quien escogí a Andrews para el puesto, pero no olvides Skinner que le advertí que el puesto era temporal.
-Sí Mr. Ricks.
- Bueno, creo que tendré que buscar a su sucesor e impedir que Matt venga a echarme la culpa en cara. Creo que Peck tiene varias características de un buen administrador para la oficina de Shanghai, pero tendré que probarlo un poco más. (Mirando a Skinner con sonrisa picaresca), " Oye Skinner, voy a pedirle a Peck que me traiga el "JARRÓN AZUL".
(El semipálido semblante de Skinner casi se sonrojó).
-"Bueno, notifica al jefe de policía, y al propietario del bazar para que no nos cueste tanto".
Cappy caminó hacia la ventana, mirando a la calle pensativo, pero sonriendo todavía, y añadió:
"Tú convendrás conmigo, Skinner, si él me entrega el "JARRÓN AZUL" valdrá cuarenta mil dólares al año como nuestro gerente en Shanghai".
- Sin duda que los valdrá, Mr. Ricks.
- Bueno, Skinner haz los arreglos necesarios para que Peck esté listo el domingo a la una. Yo me encaragaré de los demás detalles.
Mr. Skinner le dijo que así lo haría y salió, casi no pudiendo contener la risa.

El sábado próximo, Mr. Skinner no se presentó en su oficina; de su casa avisaron por teléfono que se hallaba indispuesto. Su secretario tenía instrucciones de avisar a Peck que Mr. Skinner deseaba hablar con él ese día, pero debido a una indisposición repentina no podía verlo en la oficina; que necesitando conferenciar con él antes de que saliera nuevamente de viaje el lunes, le agradecería que lo visitara en su casa el domingo por la tarde, a la una.
Peck contestó que con todo gusto iría a ver a Mr. Skinner a la hora indicada.
A la una en punto del domingo se presentó Peck en la casa del Administrador General a quien halló en cama, pero sin síntomas de estar enfermo.
Después de desearle su pronto restablecimiento, entraron en discusión respecto a los nuevos clientes y perspectivas que Mr. Skinner estaba deseoso de que Peck investigará.

En el curso de la conferencia, Cappy Ricks telefoneó, Mr. Skinner estuvo escuchando por varios minutos, y luego Peck lo oyó decir

" Con todo gusto obsequiaría sus deseos, Mr. Ricks, si no fuera porque estoy en cama y no podré salir hoy, pero Mr. Peck está aquí y con seguridad que no tendrá inconveniente en desempeñar esa comisión para Ud."
- Claro que no - interrumpió Peck y tomando el receptor se apresuró a saludar a Mr. Ricks.
- Oye, Peck, dijo el presidente - quisiera confiarte un encargo; no puedo mandar a un muchacho, pero al mismo tiempo me da pena darte esta molestia.
- No será molestia alguna, Mr. Ricks; mande lo que guste que estoy a sus órdenes.
- Gracias, Peck, por tu buena voluntad.
Se trata de esto: Andando yo por el centro al mediodía, pase frente a una tienda en la calle Sutter, entre Stockton y Powell, donde en un escaparate ví un JARRÓN AZUL. Yo soy muy afecto a los jarrones de ornato, Peck, y aunque este no es nada extraordinario, sucede que una dama a quien le tengo gran estimación, tiene otro igual, y se que nada le agradaría más como regalo de su aniversario matrimonial que otro Jarrón como ese, para completar el par que necesita para las dos rinconeras que tiene en su comedor. Yo tengo que tomar el tren a las ocho de esta noche para llegar a tiempo a Santa Bárbara, donde ella vive, y poder felicitarla personalmente, así como entregarle el regalo, y ese Jarrón, Peck es lo que quiero.
-Muy bien Mr. Ricks, comprendo que sí no lleva Ud. Mismo el Jarrón y aguardamos hasta mañana lunes a que abran la tienda, no podrá llegar a tiempo a Santa Bárbara, sino hasta el martes.
-Ese es precisamente el caso, Peck, ojalá que lo hubiera visto ayer para no tener que molestarte; lo siento mucho.
-No necesita Ud. darme explicaciones, ni disculpas, Mr. Ricks, sólo hágame el favor de describir el Jarrón - ¿Es azul oscuro o pálido?... ¿De qué tamaño es poco más o menos?... ¿Es liso, tiene figuras?
- Es un Jarrón Cloisonné, Peck, de un azul entre pálido y oscuro, con figuras orientales de pájaros y flores. No te puedo decir con exactitud el tamaño, pero me parece que tiene como unos 30 cms. de alto, por diez de diámetro en el centro, y está montado sobre una base de madera de teca.
- Con eso basta, Mr. Ricks, yo le llevaré el Jarrón.
- Gracias Peck, muchas gracias, me harás el favor de entregármelo cinco minutos antes de las ocho en la estación del Southern Pacific; yo estaré a bordo del tren en el coche dormitorio No. 7, sección "A".
- Convenido Mr. Ricks.
- Oye Peck, el costo no será gran cosa, tú podrás pagarlo y mañana se lo cobras al cajero, diciéndole que lo cargue a mi cuenta.
- Cappy colgó el receptor.
Skinner reanudó la conferencia y Peck salió de la casa a las 3 de la tarde, dirigiéndose en seguida a buscar el famoso JARRÓN AZUL, al llegar a la calle Sutter caminó por una acera, entre Stockton y Powell; luego por la otra, y aunque con el mayor cuidado se fijó en todos los escaparates y vitrinas que había no pudo ver ningún JARRÓN AZUL o de otro color, ni tienda alguna donde vendieran tal clase de artículos.

-"Sin duda que Cappy se equivocó en el nombre de la calle, o yo le entendí mal". -Dijo Peck para sí-. "Voy a hablarle por teléfono para que repita la dirección".

Habló a la casa de Mr. Ricks, pero la criada le informó que el señor había salido, y no sabía ella donde había ido, ni a que hora volvería.
Entonces Peck regresó a la calle del Sutter y la recorrió de nuevo, sin mejor resultado que la primera vez; luego dobló sobre una de las calles que cruzaban, caminando dos cuadras en una dirección y dos en otra, y así continuó recorriendo todas las calles del barrio, sin vislumbrar en ninguna parte el consabido JARRÓN AZUL.

No por eso se dio por vencido, sino que emprendió la pesquisa en otra zona comercial; caminó calles y más calles en todas direcciones, sin mejor suerte, y como último recurso, se dirigió a una cuadra aislada de la calle Post, la única que no había recorrido, donde recordó que existían dos o tres pequeñas tiendas.

Al llegar a la última de ellas, notó de pronto en un escaparate un Jarrón que al parecer respondía a la descripción del que Mr. Ricks quería.
Al examinarlo de cerca y convencerse de que ese era en realidad el Jarrón que buscaba dio un profundo suspiro de satisfacción.
Trato de abrir la puerta, pero estaba cerrada con llave como ya lo suponía; de todos modos golpeó con fuerza por si acaso hubiera alguien adentro que pudiera abrirla, pero sin resultado.
Entonces levantando la vista, vio en la fachada un letrero que decía "Browne´sArt Shop".
Sin pérdida de tiempo se dirigió al hotel más cercano, donde echando mano de una guía telefónica empezó a buscar el nombre del susodicho bazar, sin encontrarlo.
En la guía estaban escritas 19 perso­nas de apellido Browne.
Entonces pidió en la oficina del ho­tel un directorio de los habitantes de la ciudad, en el cual halló el nombre de B. Browne como propietario de un bazar de objetos de arte; situado en el establecimiento donde había visto el JARRÓN AZUL, pero sin dar la dirección de su residencia particular.
Inmediatamente cambió un dólar por níqueles y dirigiéndose de nuevo al teléfono empezó a llamar a cuantas personas de apellido Browne figuraban en la guía telefónica de San Francisco. El resultado fue nulo.
Prosiguió a consultar las guías de varias poblaciones cercanas donde suelen vivir muchas personas que trabajan o tienen sus negocios en San Francisco, y continuó llamando a cuantos Brownes encontró. Al llegar al último sin mejor éxito ya le corría sudor por el cuello.

Eran ya las seis. Peck volvió al bazar, y mirando nuevamente el letrero notó con gran sorpresa que el apellido del dueño no era "Brawne" sino "Brown". Esto hacía necesario que volviera al hotel para llamar a todos los "B. Browns" que hubiera en la ciudad.

Hizo cambiar un billete de veinte dólares en monedas pequeñas de diverso valor, se dirigió al teléfono, y de nuevo empezó a llamar a cuantas personas de nombre B. Brown habían registradas en San Francisco y los suburbios. Al cabo de quien sabe de cuantas llamadas, dió con la residencia del Mr. Brown exacto a quién buscaba, pero tan sólo para que un sirviente le informará que su amo había ido a comer a la casa de un tal Mr. Simon en la vecina población de Mill Valley. Tres perso­nas de apellido "Simon" aparecían como residentes de Mill Valley y Peck llamó a las tres, preguntando cada vez si Mr. Brown estaba allí. A la tercera llamada le dijeron que sí, preguntándole quién era,
Peck dió su nombre transcurrió un rato de silencio y luego oyó esto:
"Mr. Brown" dice que no conoce a ningún William Beck, además está comiendo y no quiere que lo importunen a menos que se trate de un asunto de suma importancia.
- Dígale que se trata de algo importantísimo, y que mi nombre es William Peck, no "Beck",
- "Deck"
- ¡NO!... ¡Peck!... ¡Peck!... ¡P, E, C, K!... llámelo y dígale que su tienda se está incendiando.
Un momento después Mr. Brown hablaba sumamente excitado:
-¿Es el jefe de bomberos? - preguntó con voz entrecortada.
-No Mr. Brown, su tienda no se está quemando, pero tuve que decir eso para hacerlo venir al teléfono, Ud., no me conoce, pero en el escaparate de su tienda, aquí en San Francisco, vi un JARRÓN AZUL que quiero comprar urgentemente antes de las 7:45, le ruego que inmediatamente se venga abrir el bazar y me venda el Jarrón.
-¡Qué demonios!... ¿Me está tomando el pelo o supone que estoy loco?
-No Mr. Brown, nada de eso... si alguien está loco ese soy yo, estoy loco por el Jarrón Azul y como tengo que salir hoy de la ciudad, quiero llevármelo ahora mismo a las 8.
-¿Sabe Ud. lo que vale ese Jarrón?
-No, ni me importa un bledo... yo lo quiero cueste lo que cueste.
-"¿Qué hora es?...déjeme ver", (y después de un momento de silencio mientras veía el reloj),
"Es un cuarto para las siete y el próximo tren para San Francisco no sale hasta las 8, así es que no podré llegar allá antes de las 8:50 -además estoy cenando con unos amigos y apenas he terminado la sopa".
- Mr. Brown, a mi todo eso no me importa, ese JARRÓN AZUL tengo que llevármelo hoy.
- Bien, si no puede Ud. aguardar llame por teléfono a Mr. Herman Joost, mi encargado que vive en Chilton Apartaments; el número del su teléfono es Prospect 3249; dígale de mi parte que vaya enseguida a abrir el bazar y le venda el Jarrón, adiós. (Mr. Brown colgó el receptor).
Peck llamó inmediatamente al número que Mr. Bronwn le dió y preguntó por Mr. Herman Joost. La mamá de éste caballero contestó, manifestando que sentía muchísimo que su hijo no estuviera en casa, pues había ido a cenar al Country Club.
-"¿Cuál Country Club?"
La buena señora no sabía, así es que Peck pidió en la oficina del hotel una lista de todos los clubes de San Francisco y alrededores y comenzó a llamar por teléfono.
Eran ya las 8 y aún no había dado con el tal Mr. Joost; en ningún Club lo conocían.
"Estoy perdido" - murmuró Peck- "Pero nadie puede decir que no perdí luchando; el único recurso que me queda es romper esa vitrina con un ladrillo y echar a correr con el Jarrón.

Acto seguido llamó a un taxímetro, le dijo al chofer que lo ayudara a la vuelta de la esquina y le pidió prestado un martillo. Cuando llegó al bazar, encontró a un policía parado frente a la puerta. En vista de eso Peck continuó su camino sin detenerse; más adelante cruzó al otro lado de la calle y se volvió.
Ya era de noche y al pasar frente al bazar observó un letrero iluminado sobre la puerta en el que el apellido del propietario no decía "Brown" sino ¡Browne!

Peck fue a donde el taxímetro lo esperaba y se volvió al hotel. Teniendo una de esas almas que no aceptan la derrota fácilmente, volvió a llamar por teléfono al domicilio de Mr. Joost Prospcet 3249, y por primera vez la suerte lo favoreció... Mr. Joost había regresado.
Peck con voz ansiosa, le informó y de la orden que había dado Mr. Brown, el cauteloso Joost constestó que primero tendría que hablar por teléfono con Mr. Brown para cerciorarse de que era cierto, agregando que si Mr. Brown confirmaba la orden, él estaría en el bazar antes de las 9.
Con la impaciencia que es de suponer, Peck lo aguardaba. Finalmente a las 9:15, Joost se presentó, acompañado de un policía, que por precaución había pedido que lo acompañara; encendió las luces, abrió la puerta y con gran cuidado sacó del escaparate el JARRON AZUL.
"¿Cuánto Vale?" - Preguntó Peck.
-Seis mil dólares - contestó Joost, tan fríamente como si hubiera dicho cincuenta centavos.
Peck tuvo que reclinarse sobre el mostrador para no caer.
"¡Seis mil dólares!" - exclamó en una voz y con un semblante de desesperación.
(Tenía en el bolsillo diez dólares solamente)
-"¿Acepta Ud. mi cheque Mr. Joost?"
- Yo no lo conozco a Ud. Mr. Peck - respondió Joost.
-¿Dónde está su teléfono?
Joost condujo a Peck al teléfono, y éste llamó a la casa de Mr. Skinner.
-"¡Mr. Skinner!" - Balbucéo Peck - "Estoy en un terrible apuro y casi exhausto; conseguí que abrieran el bazar, pero el Jarrón que Mr. Ricks tanto desea cuesta seis mil dólares y yo entendía que costaba una friolera".
- Por tu madre, Peck, ¿Has estado en busca del Jarrón todo ese tiempo?
- Sí, y estoy dispuesto a llevármelo... hágame el favor de traerme aquí, al bazar de Mr. Brown, en la calle Post cerca de la avenida Grand, los seis mil dólares, porque yo ya no tengo fuerzas para ir por ellos.
- Mi querido Peck - replicó Mr. Skinner compasivamente­ no tengo aquí seis mil dólares, esa es una cantidad demasiado grande para llevarla en el bolsillo o guardarla en casa.
- Bueno, entonces tenga la bondad de venir al centro inmediatamente, abrir la oficina y sacar el dinero de la caja fuerte.
- Eso no lo puedo hacer, Peck, porque la caja fuerte tiene una combinación que nadie puede abrir antes de cierta hora.
-Mr. Skinner, hágame el favor de venir de todos modos para que me identifique en alguna parte donde puedan aceptar mi cheque personal.
-¿Tienes suficientes fondos en el Banco, Peck?
Esto puso fin a la conversación y Peck llamó en seguida a la casa de Mr. Ricks, sabiendo que allí residía su yerno, el Capitán Peasley. Afortunadamente lo halló en casa, y Peasley lo escuchó con bastante amabilidad.
-"Peck, es casi increíble que te hayan asignado una misión semejante"- dijo el Capitán Peasley -"Sigue mi consejo y olvídate del JARRÓN AZUL.
- No puedo replicó Peck, Mr. Ricks, se sentiría muy contrariado si no le entrego el Jarrón, él se ha portado conmigo de manera espléndida y considero un deber in­eludible cumplir este deseo suyo.
- Pero ya es muy tarde, Peck, para entregárselo; se fue en el tren de las 8 y ya son las 9:30.
- Lo sé, pero si puedo obtener posesión del Jarrón, yo se lo entrego antes de que baje del tren en Santa Bárbara a las 6:00 de la mañana.
- ¿Cómo?
-Aquí en el Aeródromo tengo un amigo que con gusto me llevará en su avión a Santa Bárbara.
- ¡Estas loco!
- Lo sé pero por favor présteme seis mil dólares
- ¿Para qué?
- Para comprar el JARRÓN AZUL
- Ahora ya no me cabe duda de que estás loco... si Mr. Ricks supiera que habías pagado seis mil dólares por ese Jarrón, te mandaría al manicomio.
- Oiga Mr. Peasley, ¿No me presta los $6,000.00 dólares?
- No peck, vete a tu casa a dormir y olvídate del maldito jarrón azul.
- ¡Por favor, Mr. Peasley!... a Ud. le pueden cambiar un cheque porque lo conocen bien y a mí no; además hoy es domingo.
-"Bueno" - interrumpió Mr. Joost -"¿Vamos a estar aquí toda la noche?"
Peck, colgando el receptor, lo miró en actitud de desafío y le dijo:
"¿Es Ud. conocedor de diamantes?"
- Si contestó- Joost.
- ¿Me aguarda aquí hasta que vaya al hotel para traer uno?
-Sí
William Peck salió cojeando tan prisa como pudo. Veinte minutos más tarde estaba con un anillo de platino que tenía un hermoso brillante cercado de zafiros.
-"¿Cuánto cree Ud. que valga éste anillo?»
Joost lo miró no con disimulada admiración y dijo que bien valdría uno seis mil quinientos dólares.
-"Se lo dejo en prenda" - Peck se apresuro a decir- "Deme un recibo y cuando haya cobrado Ud. mi cheque vendré a redimirlo".

Quince minutos después, con el Jarrón Azul cuidadosamente empacado, Peck entraba a cenar a un Res­taurant.
Al terminar ordenó un taxímetro y a toda velocidad se dirigió al aeródromo. Allá se informó de la residencia de su amigo aviador, se comunicó con él, y a la media noche ambos y EL JARRÓN AZUL se perdían en las nubes, rumbo al sur.

Hora y media más tarde aterrizaron en el valle de Sali­nas, cerca de la vía del ferrocarril; Peck corrió hacia la vía férrea con un periódico en la mano, y pocos momentos después, cuando vió que el tren en que venía Cappy Ricks se aproximaba, hizo del periódico una antorcha y empezó hacer señales en medio de la vía.
El tren se detuvo, el conductor abrió la puerta de uno de los coches para averiguar que pasaba y Peck se metió de un salto.
-"¿¡Quién diablos es usted!?" - Preguntó el conductor - "¿¡Porqué hizo parar el tren?!".
- Por que tengo urgencia de ver a un pasajero que aquí viene, en la sección "A" del coche No.7; yo le pago mi pasaje.
-¡Ah?, es un señor de baja estatura, de avanzada edad, ¿Verdad? antes de partir de San Francisco me preguntó si no había visto a un individuo con un paquete bajo el brazo.
- Sí, ese individuo soy yo, aquí traigo el paquete que no pude entregarle a tiempo, hágame el favor de llevarme a su sección. Hubo de tocar el timbre varias veces para despertar a Cappy Ricks, quien al fin abrió la puerta, en su bata de noche.
-"Soy William Peck, Mr. Ricks; perdone que venga a importunarlo a esta hora, pero es que tropecé con tantas dificultades para poder conseguir el JARRÓN AZUL que Ud. tanto quería, que no pude llegar a tiempo a la estación.
La dirección de la tienda no era la que usted me dió; tuve que buscarla por todo San Francisco, y llamar por teléfono a todos los "Browns y Brownes" que hay allí y en los suburbios, y además, fue imposible conseguir un domingo por la noche los seis mil dólares que costaba el Jarrón, pero aquí lo tiene Ud. porque le prometí entregárselo y lo que yo prometo lo cumplo".
Cappy Ricks miraba a Peck con ojos azorados, como si lo creyera loco.

Luego se echo a reir, lo hizó tomar asiento, y empezó a referirle de todas las dificultades con que tropezó habían sido fraguadas intencionalmente, desde la dirección equivocada del bazar hasta el precio del Jarrón, pues en realidad sólo valía $60.00, al oír esto Peck, casi se desmayo, pero rehaciéndose, pronunció en tono grave y airado; Mr. Ricks, si no fuera porque Ud. es un hombre de avanzada edad y porque le debo favores, no sé que le haría por esta broma tan pesada que se ha permitido jugarme". Con los ojos húmedos de lágrimas, como quien ha sufrido un terrible desengaño y siente el corazón herido, continuó, Mr. Ricks, yo estoy acostumbrado a obedecer órdenes sin ambajes, por necias que parezcan, a cumplir con los cometidos que se me confían, con puntualidad si es posible, y si no, tan pronto como sea posible. Desde muy joven me imbuyerón lealtad para mis superiores, pero ahora realmente me duele que mi estimado jefe actual haya querido hacer de mí un payaso... burlarse de un fiel servidor. Desde hoy en adelante puede Ud. mandar a Skinner o a quien le dé gana, a vender su abeto fétido apestoso que tanto trabajo me ha costado darle salida.

Cappy Ricks pasó cariñosamente la mano por la cabeza de Peck, y le dijo­
-"Mi querido Peck, bien sé que lo que hice fue cruel, extremadamente cruel, pero tengo que confiarte un puesto de tal importancia que necesitaba ponerte antes a prueba para cerciorarme de que podrás desempeñarlo.
Por eso te confié la tarea más ardua que doy a los que necesito para los cargos que requieren hombres que nunca se dan por vencidos. Ahora te hago saber, hijo, que en vez de haberme traído un JARRÓN, que vale $6,000.00 dólares, saldrás de este tren con un puesto de cuarenta mil dólares al año como gerente de nuestra oficina de Shanghai"

La sorpresa de Peck no fue menor que la que había recibido antes, al oír estas palabras, y Mr. Ricks continuó: -"De quince hombres a quienes he dado como prueba la entrega del Jarrón Azul, tú eres el segundo que ha salido vencedor".
- Gracias, Mr. Ricks, y perdóneme lo que le dije. Haré de mi parte todo lo posible para desempeñar mi cometido en Shanghai a su entera satisfacción.
- Eso bien lo sé, Peck, pero dime. ¿No te viste a punto de abandonar la empresa al tropezar con tantas dificultades casi imposibles de salvar?
- Si señor, entraron deseos de suicidarme antes de haber llamado por teléfono a cuantos "Browns y Brownes" hay en San Francisco, pero yo no acostumbro empezar una tarea y dejarla a medias, especialmente desde que, estando enfermo una vez en el hospital, y habiendo casi perdido la esperanza de restablecerme, un amigo fue a verme y me dijo: "William tú no estás tan grave como crees... vas a vivir muchos años todavía". Yo le contesté que no le creía. Entonces, mirándole con un semblante serio, agregó: "William Peck no es de los que se dan por vencidos y va a recuperarse... para principiar sonríe". Desde entonces, mi lema para todo lo que emprendo es: ¡LO HARÉ!

viernes, 24 de abril de 2009

EL JARRON AZUL (Parte III)

A las doce y media, cuando Cappy iba a almorzar, se encontró con Peck, quien iba cojeando por la acera.
Peck prontamente sacó una tarjeta del bolsillo y se la mostró diciendo:
"¿Qué le parece esta tarjeta, Mr. Ricks... no cree que se ve flamante?".
Cappy leyó en ella:
"Compañía Maderera Ricks, Maderas de toda clase y para todos usos sin excepción. Representada por William E. Peck".
Cappy Ricks pasó un dedo curiosamente por las líneas impresas, y vió que estaban grabadas.
Sabiendo perfectamente que un grabado de imprenta no se hace en media hora, contesto:
-''Oye, Peck, no me quieras tomar el pelo; dime la verdad, ¿Cuándo decidiste venir a trabajar con nosotros?".
- Desde hace una semana.
- Peck, ¿acaso has llegado a vender alguna vez abeto fétido?.
- Peck se mostró bastante confundido y significando una negativa con la cabeza, preguntó
"¿Qué clase de palos es ése"?
- Abeto de California... es una madera áspera y correosa, muy pesada y despide un olor como de zorrillo cuando se corta. Creo que Skinner te va a dar lo peor que hay para empezar, y eso es lo peor.
- ¿Se pueden clavar clavos en ella Mr. Ricks?.
-Ah claro.
- ¿Ha llegado alguien a venderla alguna vez?
- De cuando en cuando uno de nuestros agentes más listos suele tropezar con algún mentecato que compra lo que venden; de lo contrario no la tendríamos más. Afortunadamente, Peck no nos queda mucha, pero siempre que nuestros hacheros del monte encuentran un buen árbol no lo dejan en pie; por eso casi siempre tenemos suficiente existencia de abeto fétido para darles a los agentes algo con qué demostrar que saben vender.
- Yo puedo vender cualquier cosa si vale el precio - concluyó Peck con aire de desafío, y continuó su camino hacia la oficina de la empresa.

EL JARRON AZUL (Parte II)

El destino no permitió dejar en paz a Mr. Ricks en sus reflexiones por mucho tiempo.
A los diez minutos el teléfono sonaba, y no con poco enfado, como si alguien le hubiera interrumpido un tranquilo sueño, tomó el receptor y gritó: "¡¿Quién es?!"
-Mr. Ricks, - respondió la telefonista de las oficinas gen­erales-, está aquí un joven que se llama William Peck y desea verlo a Ud. personalmente. Cappy suspiró como para reflexionar. -Bien dígale que pase.
Un empleado condujo al visitante ante el presidente de la importante empresa maderera y de vapores. Al hallarse en su presencia, saludó respetuosamente y dijo:
-"Mr. Ricks, mi nombre es William E. Peck; le agradezco a Ud. mucho la fineza de concederme una entrevista".
Mirándolo con semblante sévero, Cappy le dijo que tomará asiento, señalándole una silla frente a su escritorio, al acercarse Peck a la silla, Cappy notó que cojeaba y que el brazo izquierdo lo tenía amputado hasta el codo.
- Bien Mr. Peck, ¿Qué desea Ud.?
- He venido a que me dé Ud. trabajo.Respondió Peck.
- Habla Ud. como si tuviera la seguridad.
- Ciertamente, Mr. Ricks, yo sé que Ud. no me lo negará.
- ¿Porqué?
Peck, sonriendo en una forma que le simpatizó a Mr. Ricks, contestó;
-" Yo soy agente vendedor, y sé que puedo vender cualquier cosa que tenga algún valor porque lo he demostrado du­rante cinco años y quiero demostrárselo a Ud."
- Mr. Peck, - dijo Cappy sonriendo-, de eso no tengo duda, pero dígame ¿Acaso sus defectos físicos no son un impedimento?
- No Mr. Ricks, de ningún modo; lo que me queda de cuerpo está sano, sobre todo mi cabeza, y me queda el brazo derecho. Puedo pensar y puedo escribir, y aunque cojeo, puedo ir tras de un pedido más rápido y más lejos que la mayoría de los que tienen dos buenas piernas, ¿Estoy contratado, Mr. Ricks?
- No Mr. Peck, lo siento Ud. sabrá que yo no tomo parte activa en la administración de este negocio desde hace diez años. Aquí simplemente tengo mi oficina para despachar mi correspondencia particular y atender asuntos personales. A quién debe Ud. ver es a Mr. Skin­ner.
- Ya vi a Mr. Skinner - replicó prontamente - pero por el modo en el que me habló parece que no le simpaticé.' Me dijo que actualmente no había suficiente negocio aún para ocupar el personal que tiene. Yo le manifesté que estaba dispuesto a aceptar cualquier ocupación, de taquígrafo para arriba. Puedo escribir a máquina bastante rápido con una mano; puedo llevar contabilidad y hacer cualquier trabajo de oficina.
- ¿No le dió ninguna esperanza?
- No señor.
- Entonces - le dijo Cappy en tono confidencial - vaya a ver a mi yerno, el capitán Peasley, que dirige los transportes marítimos de esta empresa.
- Ya hable con el capitán Peasley, quién me trató con mucha amabilidad; me dijo que con todo gusto me daría un puesto pero que los negocios estaban tan malos que por ahora era imposible.
- Bueno, amiguito, entonces ¿para qué viene a verme a mí?
(Sonriendo nuevamente, Peck respondió)- "Por qué quiero trabajar aquí, en esta compañía, no me importa de que, con tal que sea de algo que yo pueda hacer. Sí me dan trabajo que pueda hacer, será hecho mejor que nunca, y si no puedo hacerlo renunciaré voluntariamente para evitarle a Ud. la molestia de despedirme. Tengo referencias de primera clase".
Cappy oprimió un botón en su escritorio; un momento después Mr. Skinner entraba, lanzando una mirada hostil hacia William E. Peck, y luego otra interrogativa hacia Mr. Ricks.
- Oye Skinner - dijo Cappy en voz suave - he estado meditando el asunto de enviar a Andrews a la oficina de Shanghai y he llegado a la conclusión de que tenemos que arriesgar.
Esa oficina está ahora al cargo de un empleado menor y es preciso nombrar cuanto antes un gerente; así es que haremos esto; vamos a mandar a Andrews en el próximo vapor, haciéndole entender que asumirá el cargo temporalmente.
Si vemos que no da resultado, le ordenaremos que se vuelva para ocupar su puesto actual, en el cuál es bastante apto. Entretanto Skinner, te agradecería mucho le dieras empleo a este joven... que le des una oportunidad de demostrar lo que puede hacer. Hazme ese favor Skinner... hazme ese favor.

Mr. Skinner bien sabía que un ruego de Cappy equivalía a una orden, y Peck, comprendiéndolo, miró al administrador general con una sonrisa.
-"Muy bien Mr. Ricks", dijo Skinner con cierto despecho, "¿Ha convenido con Mr. Peck el sueldo que ganará?"
- Ese detalle te toca a tí - contestó Cappy-, no es mi intención inmiscuirme en tus asuntos administrativos. Naturalmente le habrás de pagar a Mr. Peck lo que valga y nada más. Volviéndose hacia el triunfante Peck, lo amonestó diciéndole:
-"Oiga, amiguito, no crea que porque he intervenido por Ud. ya tiene su porvenir asegurado. Su porvenir Ud. mismo tendrá que labrarlo y tiene que comenzar muy pronto. La primera vez que meta la pata o no dé la medida en el trabajo que se le confía, lo amonestarán, la segunda lo suspenderán por un mes para que reflexione, y la tercera quedará definitivamente fuera de esta organización. "¿Me he explicado claramente?".
- Si Señor - Contestó Peck sin vacilar-; todo lo que yo le pido es una plaza en la línea de combate, le aseguro que pronto me haré acreedor a la confianza de Mr. Skinner. (Dirigiéndose a Skinner). "Muchas gracias, espero que esté de mi parte para merecer su confianza".
-"Este diablo" - dijo en sus adentros Cappy - "Es buena pieza y tiene sesos; no me explico cómo Skinner no pueda darse cuenta de ello. Si alguna idea nueva quiera poner en práctica, es casi seguro que firmará su sentencia de muerte con ésta gente cerebro fosilizado que hay en este mundo, él no podrá defenderse, pero por fortuna todavía estoy yo aquí".
El joven Peck, poniéndose de pie preguntó:
"¿Cuándo debo empezar?".
Skinner le constestó con cierta ironía:
"Cuando esté Ud. listo".
Peck miró rápidamente su reloj de pulsera...
- Son las doce" - añadió -"Voy a almorzar y estaré aquí a la una''.
Mr. Skinner se retiró mordiéndose los labios.
Al cerrar la puerta tras él. Peck levantó las cejas, y despidiéndose de Mr. Ricks le dijo:
-"Muchas gracias, Mr. Ricks, ha sido Ud. en extremo amable, pero parece que no voy a empezar bajo muy buenos auspicios", y tomando su sombrero se marchó.

Apenas había salido cuando Mr. Skinner entró de nuevo, más antes de poder abrir la boca. Cappy le impuso silencio levantando un dedo, y en voz cordial le dijo:
"Ni una palabra Skínner, ya sé lo que me vas a decir y admito que tienes razón, pero óyeme hijo... ¿Cómo era posible rechazar a un joven que tanto empeño tiene en trabajar, y que no acepta un NO como final?
A pesar de que no encontró aquí más que obstáculos para lograr su propósito no se dio por vencido, ni se desánimo, Tú luchaste contra él pero él ganó, y vaya que tuvo que habérselas con expertos. ¿Qué trabajo le vas a dar?
- El de Andrews naturalmente.
- Ah, sí, había olvidado. Dime Skinner ¿No tenemos disponible como medio millón de pies de abeto fétido?
(Skinner asintió, y Cappy continuando con la avidez de quien acaba de hacer un gran descubrimiento que cree causará una verdadera revolución en el mundo científico).
-"Bueno mándalo a vender esa madera apestosa y un par de furgones de pinabete rojo o cualquiera otra de las maderas que casi nadie quiere ni regaladas".
Skinner sonrió maliciosamente y dijo: "Convenidos, pero si no vende le damos su pasaporte ¿Verdad?".
- Supongo que sí, aunque yo lo sentiría mucho.
Por el contrario, si tiene éxito le pagaremos el sueldo que gana Andrews. Hay que ser justos, Skinner, justos en todo y con todos.
Cappy se levantó y dándole una palmadita en el hombro al Administrador General le dijo:

"Skinner dispénsame si me he precipitado un poco, pero te advierto que si le fijas al abeto un precio demasiado alto para que Peck no pueda venderlo, te mando a ti a la calle.
Se justo, hijo; se justo.

EL JARRON AZUL (Parte I)

La anécdota del Luchador que no se da por vencido

Hace casi veinte años, apareció un librito (en inglés) con un título que significa aproximadamente el que se ve arriba, y el cual enseña una gran lección.
Cientos de miles y quizá millones de hombres han admirado la anécdota y procurando seguir el ejemplo del héroe de ella, cuyo lema era: "Lo Haré".

Desgraciadamente esta historieta nunca fue traducida a otros idiomas, aunque beneficiaría a cuantos la leyeran.
Por creerlo así... por ser un elocuente ejemplo de lo que constituye la firmeza de voluntad que conduce al éxito, daremos aquí, un resumen de ella. Muy lejos estaremos de hacerlo en el expresivo y vigoroso lenguaje del notable y admirado escritor Pedro B. Kyne, de fama mundial, y dudamos que un simple compendio, cuando menos una traducción, pueda transmitir la elevada filosofía que contiene, el humorismo y el profundo sentido común que han hecho de la pequeña historieta una verdadera obra clásica.
Sin embargo, deseamos dar en síntesis la moraleja que está admirable anécdota encierra, y que ha sido una inspiración para tantos que; aspirando al éxito, habían creído insuperables los obstáculos con que tropezaran.

Mr. Alden P. Ricks, mejor conocido como "Cappy Ricks", fue el fundador y el espíritu dirigente de una importante Empresa Maderera y de Vapores.
En teoría, ya se había retirado de la dirección activa del negocio, pero en realidad continuaba siendo su principal guía y consejero, rehusando -como él mismo se expresó­a abandonar su actividad mental no obstante haber suspendido su actividad física.

Los ayudantes y administradores activos de "Cappy" eran: Mr. Skinner, encargado del negocio de las maderas y Matt Peasley, quien dirigía los vapores, ambos eran hombres competentes en quienes Cappy tenía plena confianza, aunque a veces le entraban dudas de su buen criterio, especialmente en lo que se refiere a juzgar la capacidad de otros.

El problema que estos tres personajes confrontaban, según principia la historia, era la situación que existía en su oficina de Shanghai.
El empleado que había enviado a hacerse cargo de ella estaba dando mal resultado aunque esto no sorprendía a Cappy, porque en su opinión carecía de ciertas cualidades que él consideraba esenciales.
-Skinner, ¿Tienes un candidato para el puesto?, preguntó Cappy.
- Siento decirle que no, Mr. Ricks; todos los empleados que tengo bajo mis órdenes son jóvenes... demasiado para asumir esa responsabilidad.
- ¿Qué quieres decir con "Demasiado Jóvenes"?, replicó Cappy.
- Bueno, el único a quien yo consideraría competente para ocupar el cargo sería Andrews, y él apenas tiene unos treinta años.
-Treinta años ¿Eh?; pues si mal no recuerdo yo te empecé a pagar un sueldo de sesenta mil dólares al año cuando apenas tenías veintiocho.
-Es cierto, pero Andrews...bueno, no hemos puesto a prueba todavía su competencia.
-¡Skinner! - Interrumpió Cappy en voz resonante - no alcanzo a comprender todavía por qué no te he mandado al diablo. ¿Dices que todavía no hemos puesto a prueba la competencia de Andrews? ¿Por qué tenemos aquí gente que no sabemos que pueda hacer ?... ¡Contéstame! El mundo de hoy es el mundo de la juventud métete eso en la cabeza. (Dirigiéndose hacia el otro Administrador continuó). ¿Matt, qué te pareceAndrews para el puesto en Shanghai?
-Lo creo capaz.
-¿Por qué?
-Por qué lleva bastante tiempo con nosotros para haber adquirido la experiencia necesaria.

- ¿ Crees, Matt, que también tenga el valor necesario para asumir esa responsabilidad?. Eso es más importante todavía que la tal experiencia que Skinner y tú consideran como lo más esencial.

- De eso nada puedo decirle a Ud., pero me parece que tiene energía e iniciativa, y personalmente es agradable.
- Bueno, antes de mandarlo hay que convercernos de que tiene energía e iniciativa, de sí las tendrá cuando tenga que tomar una decisión inmediata a seis mil millas distantes de sus jefes a quienes pudiera consultar y proceder acertadamente de acuerdo a su criterio. Eso es lo más importante, Skinner.

- Tiene Ud., razón, Mr. Ricks y creo que es Ud., quien debe hacer la prueba.

-Convenidos, Skinner, -el próximo representante que mandemos a Shanghai tendrá que ser un luchador que no se dé por vencido. Ya hemos tenido allá tres que resultaron un fracaso, y de esos no queremos más.
Sin decir otra palabra, Cappy se echó de espaldas en su sillón giratorio y cerró los ojos.
Parece que va a fraguar-la prueba para Andrews. Dijo Matt Peasley en voz baja a Skinner al salir de la oficina de Mr. Ricks.

martes, 21 de abril de 2009

DICEN QUE EL AMOR TODO LO SOPORTA...

En algún momento me enviaron esta nota, llamó mucho mi atención y quiero compartirla...

Una familia se había comprado un auto nuevo 0 km.; se mire, por donde ....se mire; el tapizado; el color..... todo hermoso.

El padre amaba ese auto; su esfuerzo estaba allí.Salieron él; su esposa y el pequeño de ambos de solo 3 años; llegando a una estación de servicio bajan los padres y dejan al niño en el auto; cerrando las puertas...el niño encontró un marcador y comenzó a escribir en todo aquel tapizado; con un gran entusiasmo y amor ya que los niños hacen sus cosas en esta condición.

Después de un rato llegan los padres y al ver el cuadro el padre comenzó a encenderse en furia y al ver su 'hermoso tapizado' todo escrito; comenzó a golpear al niño en sus MANOS y a golpearlo con mucha fuerza...hasta que tuvieron que sacarle al niño de entre sus golpes.

El niño estaba en muy mal estado tuvieron que llevarlo hospitalizado.

Suena el teléfono en casa de la familia y atiende el padre... lo llamaban del hospital; era necesario que se presentaran; se habían complicado las cosas.

El padre se presenta y le notifican que debieron AMPUTARLE LAS MANOS AL NIÑO ya que no había otra opción posible.

Entrando el padre a la habitación envuelto en lágrimas... el niño le dice sonriente... ??????

¡Hola papi.... ya aprendí la lección... no lo voy a hacer más , papi...PERO POR FAVOR DEVUELVEME MIS MANITAS!!.

El padre salió de aquella habitación y SE SUICIDÒ.......SABEN ALGO.........Por qué le damos tanta importancia a las cosas materiales al grado de lastimar a nuestros seres queridos?

REFLEXIÓN:

Un día nací; un día moriré; y nada me llevaré; pero estoy realmente viviendo?

'Una casa està hecha de roca y madera............y un hogar... de AMOR y ENTREGA'

EL PASTOR Y SU HIJO

Todos los Domingos por la tarde, después del servicio mañanero en la iglesia, el Pastor y su hijo de 11 años van al pueblo a repartir tratados a cada persona que ven. Este Domingo en particular, cuando llegó la hora de ir al pueblo a repartir los tratados, estaba muy frío afuera y comenzó a lloviznar. El niño se puso su ropa para frío y le dijo a su padre, 'OK, papá, estoy listo'.
Su papa le dijo, 'Listo para qué?'
'Papá, es hora de ir afuera y repartir nuestros tratados.'
El papá respondió, 'Hijo, está muy frío afuera y está lloviznando.'
El niño miró sorprendido a su padre y le dijo, 'Pero Papá, la gente se está yendo al infierno aun en los días lluviosos.'
El Papá contestó , 'Hijo no voy a ir afuera con este tiempo.'
Con desespero, el niño dijo, 'Papá, puedo ir yo? Por favor?
Su padre titubeó por un momento y luego dijo, 'Hijo, tu puedes ir. Aquí tienes los tratados, ten cuidado.'
'Gracias papá!'
Y con esto, él se fue debajo de la lluvia. El niño de 11 años caminó todas las calles del pueblo, puerta por puerta repartiendo los tratados a las personas que veía.
Después de 2 horas caminando bajo la lluvia, con frío y su último tratado. Se detuvo en una esquina y miró a ver si veía a alguien a quien darle el tratado, pero las calles estaban totalmente desiertas. Entonces él se viró hacia la primera casa que vio, comenzó a caminar hacia la puerta del frente y tocó el timbre. El tocó el timbre varias veces, esperó y nadie salió.
Finalmente el niño se volteó para irse, pero algo lo detuvo. El niño se volteó nuevamente hacia la puerta, comenzó a tocar el timbre y a golpear la puerta fuertemente con los nudillos. El esperó, algo lo aguantaba ahí frente a la puerta. Tocó nuevamente el timbre y esta vez la puerta se abrió suavemente.
Salió una señora con mirada muy triste y suavemente le preguntó, 'Que puedo hacer por tí ,hijo.'
Con unos ojos radiantes y una sonrisa que te corta las palabras, el niño dijo, 'Señora, lo siento si la molesté, pero sólo quiero decirle que *JESUS REALMENTE LA AMA * y vine para darle mi último tratado que habla sobre JESUS y SU GRAN AMOR. El niño le dio el tratado y se fue.
Ella lo llamó y le dijo, 'GRACIAS, HIJO', y que DIOS te bendiga.
Bien, el próximo Domingo por la mañana el pastor estaba en el púlpito y cuando comenzó el servicio ,dijo, 'Alguien tiene un testimonio o algo que quiera compartir?.
Suavemente, en la fila de atrás de la iglesia, una señora mayor se puso de pie. Cuando comenzó a hablar, una mirada radiante y gloriosa brotaba de sus ojos, 'Nadie en esta iglesia me conoce. Nunca había estado aquí, inclusive hasta el domingo pasado no era Cristiana. Mi esposo murió hace un tiempo atrás dejándome totalmente sola en este mundo. El Domingo pasado fue un día particularmente frío y lluvioso, y también fue en mi corazón donde llegué al final de la linea que no tenía esperanzas ni ganas de vivir. Entonces tomé una silla y una soga y subí hasta el ático de mi casa. Amarré la soga y la aseguré a las vigas del techo, entonces me subí a la silla y puse el otro extremo de la soga alrededor de mi cuello. Parada en la silla, tan sola y con el corazón destrozado estaba a punto de tirarme, cuando de repente escuché el sonido fuerte del timbre de la puerta. Entonces pensé, 'Esperaré un minuto y quien quiera que sea se irá'.
Yo esperé y esperé, pero el timbre de la puerta cada vez era más fuerte e insistente, y luego la persona comenzó a golpear la puerta con fuerza. Entonces me pregunté, QUIEN PODRÁ SER? Nadie toca mi puerta ni vienen a verme, solté la soga de mi cuello y fui hasta la puerta , mientras el timbre seguía sonando cada vez maás fuerte.
Cuando abrí la puerta no podía creer lo que veían mis ojos, frente a mi puerta estaba el más radiante y angelical niño que jamás había visto. Su sonrisa, ohhh, nunca podré describirla! Las palabras que vinieron de su boca hicieron que mi corazón ,muerto hace tanto tiempo,volviera a la vida cuando dijo con voz de querubín , 'SEÑORA , sólo vine a decirle que JESUS realmente la ama.'
'Cuando el pequeño ángel desapareció entre el frió y la lluvia , cerré mi puerta y leí cada palabra de el tratado. Entonces fui al ático para quitar la silla y la soga. Ya no la necesitaría más. Como ven ---- ahora soy una niña feliz del REY . Como la dirección de la iglesia estaba en la parte de atrás del tratado , Yo vine personalmente decirle GRACIAS a ese pequeño ANGEL DE DIOS que llegó justo a tiempo y de hecho a rescatar mi vida de una eternidad en el infierno.'
Todos lloraban en la iglesia, y le daban Gloria y honor al REY DE REYES , el Pastor bajo del púlpito hasta la primera banca del frente donde estaba sentado el pequeño ángel. Tomó a su hijo en sus brazos y lloró a la vez que glorificaba a Dios.

Recuerda, el mensaje de DIOS puede hacer la diferencia en la vida de alguien cerca de tí.

Portada de la grabación No. 9 "ALABAD A JEHOVA"

INGENIOS AZUCAREROS EN EL SALVADOR


Compilado por:
- Vidal Oved Cruz.
- Roxana Janeth Cáceres.
- Lesbia Soraida Sánchez.
- Judith Ester Alvarez.
INTRODUCCIÓN


Al hablar de caña de azúcar, es de gran importancia conocer el significado de ésta, y de los beneficios que obtenemos de ella, pues a la caña de azúcar se le denomina sacarosa, también llamada azúcar común o azúcar de mesa. La sacarosa es un disacárido formado por una molécula de glucosa y una de fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera.

Según algunos datos históricos se puede conocer que la caña de azúcar es uno de los cultivos que ha existido desde mucho tiempo.

El proceso del azúcar se escuchó primero en la India como en el año 3.000 A.C. Se puede afirmar que la caña de azúcar, se cultivaba a pequeña escala en muchas partes del país, para su consumo local y la producción de alcohol, pero fue hasta el siglo XIX, que la caña de azúcar se cultivó en gran escala.

Posteriormente fueron apareciendo los Ingenios Azucareros para darle tratamiento a la caña de azúcar y obtener de ella todos los beneficios posibles, por lo que para los Ingenios Azucareros se fue volviendo necesario conocer toda aquella información relativa a la caña de azúcar.

Entre alguna información necesaria y relevante para todo Ingenio Azucarero podemos mencionar, que la duración del período de desarrollo de la caña de azúcar es de alrededor de 12 meses y que la caña de azúcar es gran consumidora de agua durante su crecimiento, porque convierte su savia en sacarosa, en la época más soleada, por lo que los expertos señalan que la vida útil de un cañaveral no debe sobrepasar los 5 años, aunque dependiendo de la fertilidad del suelo puede llegar hasta 12 años.




OBJETIVOS


Objetivo General



Conocer el proceso que llevan a cabo los Ingenios Azucareros, para la transformación de la caña de azúcar en azúcar.


Objetivos Específicos

Conocer cada una de las etapas del proceso que aplican los Ingenios Azucareros para transformar la caña de azúcar.

Saber cuales son los costos que realmente intervienen en el proceso de transformación de la caña de azúcar, para conocer los efectos contables que provoca.

Conocer que impacto genera los Ingenios Azucareros mediante la transformación de la caña de azúcar en la economía del país.


Conocer los diferentes tipos de Ingenios Azucareros con los que cuenta nuestro país, y que tanto contribuyen a la exportación de azúcar.








INGENIOS AZUCAREROS

1. CONCEPTOS Y DEFINICIONES.

1.1 ¿QUÉ ES EL AZÚCAR?

Se denomina coloquialmente azúcar a la sacarosa, también llamado azúcar común o azúcar de mesa. La sacarosa es un disacárido formado por una molécula de glucosa y una de fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera.

En cambio en ámbitos industriales se usa la palabra azúcar o azúcares para designar los diferentes monosacáridos y disacáridos, que generalmente tienen sabor dulce, aunque por extensión se refiere a todos los hidratos de carbono.

El azúcar puede formar caramelo al calentarse por encima de su punto de fusión, especialmente en presencia de compuestos amino.

El azúcar es importante fuente de calorías en nuestra dieta alimenticia.
La caña de azúcar es una planta proveniente del sureste asiático. Fue llevada a la Península Ibérica por los árabes, donde se cultivaba principalmente en las tierras costeras de Málaga y Granada. En este sitio todavía se conserva el más antiguo trapiche de Occidente.

Posteriormente los europeos llevaron la planta, primero a las islas Canarias, y luego a las Indias Occidentales, en muchas de cuyas zonas el clima era más favorable que en la Península Ibérica, por lo que casi se abandonó el cultivo en ésta. Con el descubrimiento de América se llevó la caña de azúcar a Latinoamérica, donde todavía hoy en día se industrializa y se fabrica azúcar para el consumo mundial, ubicando a países como Brasil y Venezuela como los mayores productores de azúcar del mundo.

El jugo de su tronco fue la principal fuente de azúcar. Una vez cosechada la caña, se la lleva a unas cuchillas desmenuzadoras, y luego pasa al trapiche. Este jugo se pasa por una serie de filtros, luego se le hace un tratamiento clarificante y de ahí se lo pone en tachos de cocción en vacío, donde se concentra el jugo, y por último se cristaliza el azúcar del jugo. Luego de cristalizado el azúcar, se le extrae el agua restante quedando así el azúcar blanco común que se conoce habitualmente.
En las zonas donde se cosecha, también se masca la caña fresca, por su jugo; pero también el jugo dulce se vende en vasos o conos de papel poco después de haber sido extraído empleando una máquina con ese fin.

Diferentes microorganismos asociados a sus raíces pueden fijar el nitrógeno atmosférico, lo que permite su cultivo.

1.2 ¿QUÉ ES LA MELAZA?
La melaza o "miel" de caña se obtiene de la caña de azúcar mediante su molienda utilizando unos rodillos o mazas que la comprimen fuertemente obteniendo un jugo que luego se cocina a fuego directo para evaporar el agua y lograr que se concentre. El producto final tiene una textura parecida a la miel de abeja y de sabor muy agradable que a muchas personas les recuerda el regaliz.
Durante la evaporación del agua sale hasta la superficie las impurezas que contienen ese jugo. Hay que sacar toda esa impureza, llamada cachaza, para que nos quede una melaza clara, transparente y homogénea y sobre todo ya que las impurezas pueden servir de materia a una fermentación futura.
La miel o melaza de caña cuanto más oscura sea, más sabor y nutrientes tendrá.
La melaza se utiliza como endulzante de tés, infusiones o jugos. Hay que tener en cuenta que, al igual que la miel, su sabor es intenso y hay que poner poquita para que no predomine más su sabor que el del jugo o infusión.
No es adapta para diabéticos por su riqueza en azúcares simples.

1.3 ¿QUE ES LA CACHAZA?
la cachaza es un derivado de aprovechamiento industrial de la caña de azucar perfeccionado como la planta que mas perfeccionado tiene los mecanismos para la producción de saca rosa y sus eficiencia de asimilación de fotosíntesis y capacidad de producir masa verde compuesta por azucares, almidones proteínas y elementos lignocelulósicos, lo utilizable unicamente de la caña de azucar es el tallo en el cual se acumula sacarosa en el periodo de maduracion La cachaza es el residuo en forma de torta que se elimina en el proceso de clasificación del jugo de caña. Durante la fabricación del azúcar crudo, la cachaza constituye el 17 por ciento de residuos por el uno por ciento de azúcar cristalizada

1.4 ¿QUE ES EL BAGAZO O BROZA?
Es el residuo leñoso de la caña de azúcar. En estado fresco estos bagazos contienen un 40% de agua. Suelen utilizarse como combustible de las propias azucareras. También se utilizan en la industria del papel y fibras, por la celulosa que bagazo es el residuo leñoso de la caña de azúcar. En estado fresco estos bagazos contienen un 40% de agua. Suelen utilizarse como combustible de las propias azucareras. También se utilizan en la industria del papel y fibras, por la celulosa que contienen.

1.5 CALIDAD DEL AZÚCAR
El azúcar blanco es sometido a un proceso de purificación final mecánico (por centrifugación). El azúcar moreno no sufre este proceso.
Si bien hay una creencia arraigada sobre todo en naturistas, de que el azúcar amarillento es más saludable, esto no es siempre así. El jugo obtenido de la caña se cuece una vez, y se extrae la llamada azúcar de primera. Luego de tres cocciones se extrae más azúcar, pero de menor calidad y con un tono amarillento. Esta azúcar contiene un mayor número de impurezas y ha recibido una mayor cantidad de procesos químicos.
Cada día es más frecuente en platos y dulces preparados, encontrarse otros azúcares diferentes, sólo glucosa, sólo fructosa, básicamente de la planta de maíz (por su asimilación más lenta) o combinados con edulcorantes artificiales.


2. IMPORTANCIA.
2.1 INFLUENCIA EN EL PRODUCTO TOTAL BRUTO.
Lo que ha determinado el crecimiento del aporte al PTB de la caña de azúcar ha sido básicamente la mejora en los precios y las variedades mejoradas introducidas principalmente de la zona del Caribe y de la Florida. Esto ha permitido un incremento en los rendimientos y además ha aumentado el área de siembra. Los aspectos enunciados de precios y área se dieron hasta 1968, ya que a partir de ese año surgieron bajas provocadas por el sistema de cuotas y precios establecidos por los Estados Unidos. Por ello fue que este producto disminuyó su aporte al PTB en 1969, aunque se estima que se recuperará en los próximos años mediante el incremento de la producción.
La producción de caña de azúcar durante la última cosecha llegó casi al millón y medio de toneladas, y su crecimiento fue de 15.1 por ciento, bastante considerable si se analizan los crecimientos registrados durante los últimos cuatro años.
El cultivo de la caña dio una producción de 3 millones de quintales de azúcar. En términos relativos, este crecimiento fue del 18.3 por ciento, también superior a los incrementos registrados durante los cuatro años anteriores.
La demanda de azúcar se divide en externa e interna; para 1970 se había fijado un consumo interno de 1550000 quintales, y para la exportación 1450000. Los incrementos en la producción de caña de azúcar se deben, en primer lugar, a una mayor demanda interna y a una mayor exportación.
La proliferación de ingenios de azúcar se ha reducido bastante, dado que a los medianos productores, que tienen su propio ingenio, les sale más beneficioso venderle la caña a los productores grandes, que disponen de ingenios con mayor capacidad de elaboración y pueden conseguir, al mismo tiempo, mejores cuotas del mercado preferencial a los Estados Unidos. Como es natural, esto les permite pagar buenos precios al agricultor.
El agricultor tiene tres canales para vender su producto, pero los agricultores pequeños y medianos, por lo general, sólo les vende a los ingenios. Los agricultores son los que pueden venderle a la cooperativa azucarera o exportar el azúcar, dado que son dueños de los ingenios grandes; sin embargo, no todos exportan su azúcar por medio de la cooperativa. La mayor absorción del azúcar producido por los ingenios viene, en mayor o menor medida, del mercado interno o externo, y esto depende de las cuotas que les asignen para ambos mercados.
Hay que hacer notar que los ingenios independiendientes hacen sus ventas internas en forma individual, pero para las ventas al exterior establecen acuerdos entre ellos.
El mercado externo puede dividirse en preferencial o de los Estados Unidos, y mercado mundial; el primero es el que absorbe la casi totalidad de las exportaciones, y esto se debe, principalmente, a que los precios del mercado preferencial (EE.UU.) están muy por encima de los precios del mercado mundial, y además a que El Salvador no es miembro del convenio mundial del azúcar.
El precio del azúcar de exportación es determinado por los principales países compradores, y el del mercado interno al detalle se hace por recomendaciones que la Comisión de Defensa de la Industria Azucarera propone al Ministerio de Economía.
El efecto del precio del subsidio interno ha estimulado el consumo industrial en forma notable, y esto pudo conseguirse gracias a la reducción del impuesto al azúcar que se industrializa.





La Región Central tiene más de la mitad de la superficie plantada (57.8 por ciento), y la producción nacional (55.6 por ciento) ha mejorado notablemente su productividad entre 1961 y 1969. La producción se encuentra localizada en cuatro puntos o zonas principales: el Valle de San Andrés; la zona que rodea la carretera 205, que comunica la ciudad de Apopa con la Carretera Panamericana; la zona comprendida entre Aguilares y el puente Lempira, y la parte costera del departamento de San Salvador.

2.2 GENERACIÓN DE EMPLEO
Según cifras de la Asociación Azucarera de El Salvador, en total el sector azucarero del país genera casi 300 mil empleos directos e indirectos. La producción primaria genera 5.5 millones de jornales al año, equivalentes a 259 mil empleos, y el procesamiento industrial del azúcar genera unos 37 mil empleos adicionales


2.3 SITUACIÓN INTERNACIONAL
El azúcar es un producto de consumo masivo que se comercializa en casi todos los países del mundo, siendo un componente de la dieta básica de la gran mayoría de los seres humanos.

Más de 120 países la producen, un buen número también la exporta, y existe una alta concentración en ambos casos. El azúcar se obtiene principalmente en base al procesamiento de la caña de azúcar ó de la remolacha. El sector azucarero en todos los países del mundo está fuertemente protegido y el enfoque predominante ha sido el de abastecer la demanda interna, exportándose los excedentes en la mayoría de los casos. En este sistema agroindustrial es común la existencia de subsidios, precios mínimos garantizados, y altas barreras arancelarias y no arancelarias.
A nivel mundial, el azúcar se comercializa en tres mercados diferentes:
1) el mercado interno,
2) el mercado externo de cuotas preferenciales y
3) el mercado externo no preferencial.
El mercado interno es el responsable de la comercialización de alrededor del 70% del azúcar producida en el mundo. En general los mercados internos de azúcar presentan altos niveles de aranceles y otras medidas fuertemente proteccionista, lo que permite que el precio interno de este producto esté en función del costo local de producción y que dependa muy poco de las fuerzas del mercado.

Existen dos mercados externos preferenciales, el estadounidense y el europeo. El estadounidense está dirigido principalmente a beneficiar a países productores del continente americano, entre ellos El Salvador; y el europeo a los países productores de África. Estos mercados preferenciales funcionan a través de la asignación de cuotas que favorecen a ciertos países en la introducción de una cantidad establecida de producto bajo un régimen arancelario más bajo. Por regla general, estos regímenes de cuotas han sido asignadas en función de variables políticas y no económicas, y durante los últimos años se ha experimentado una tendencia de decrecimiento en las cantidades totales contenidas en la cuota. Estos esquemas de cuotas preferenciales comúnmente incluyen azúcar cruda, y no azúcar refinada ni otros productos de mayor valor agregado.

En los mercados internacionales no preferenciales la situación es muy distinta. Durante varios años, la producción mundial de azúcar ha superado al consumo, y el mercado no preferencial se ha convertido en el receptor de los excedentes de producto. Esto ha ocasionado que los precios del azúcar en estos mercados sean sumamente volátiles y que además se mantengan a niveles sumamente bajos de casi la mitad de los costos promedio de producción. Durante los últimos años las existencias de producto se han incrementado, lo que ha presionado a los precios internacionales no preferenciales aún más hacia la baja



3. HISTORIA DEL AZÚCAR
La caña de azúcar es uno de los cultivos más viejos en el mundo, se cree que empezó hace unos 3.000 años como un tipo de césped en la isla de Nueva Guinea y de allí se extendió a Borneo, Sumatra e India. El proceso del azúcar se escuchó primero en la India tan temprano como en el 3.000 A.C. Una leyenda local en las Islas de Salomón dice que los antepasados de la raza humana se generaron de un tallo de la caña. Una corona hecha de caña de azúcar se describe en el Atharvaveda, libro sagrado de los hindúes, escrito aproximadamente 800 A.C. El general griego Nearchus, quien acompañó a Alejandro el Grande a la India en el IV siglo A.C. cuenta de una caña que produjo 'miel' sin la ayuda de las abejas. Cristóbal Colón introdujo la caña en América en su segundo viaje (1493) a la Isla de La Española, cañas que no prosperaron. Tan sólo en 1501 fueron introducidas plantas que sí crecieron. El éxito de las plantaciones de azúcar en el Santo Domingo llevó a su cultivo a lo largo del Caribe y América del Sur.
En la época de la conquista, Hernán Cortés la llevó a México en 1520. En 1523 Cuba la comenzó a sembrar. La caña de azúcar llegó a El Salvador desde México en tiempos de la colonia, pero se desconoce por quién y la fecha exacta de su llegada.
El investigador inglés David Browning, afirma en su libro "El Salvador, la tierra y el hombre", que: "a finales del período colonial, la caña de azúcar, se cultivaba a pequeña escala en muchas partes del país, para su consumo local y la producción de alcohol".

Fue hasta el siglo XIX, que la caña de azúcar se cultivó en gran escala.

En el Departamento de San Vicente, los trapiches de Tepetitán son unos de los pocos en donde todavía se explota en forma artesanal la caña de azúcar y sus derivados, como el dulce de panela, las melcochas y los batidos.
La duración del período de desarrollo de la caña es de alrededor de 12 meses.
La caña de azúcar es gran consumidora de agua durante su crecimiento. Convierte su savia en sacarosa, en la época más soleada.
Los expertos señalan que la vida útil de un cañaveral no debe sobrepasar los 5 años, aunque dependiendo de la fertilidad del suelo puede llegar hasta 12 años.

El azúcar de caña es conocido por la humanidad desde hace más de dos mil quinientos años aunque, por paradójico que parezca, no fue popular hasta el siglo XVII, casi dos mil años después, pese a ser un producto muy preciado y vendido a precio equiparado al oro no en los mercados, si no en las boticas.

Su origen está situado al norte de Bengala y en la China meridional y tenemos constancia de que era conocido por los chinos por los dibujos que existen en porcelanas. Pero no es hasta el año 500 A.C. que en la expedición de Darío al valle del Indo cuando se tiene noticias de ésta caña que describen como 'una caña que da miel sin intervención de las abejas'. Los persas llevaron a su país muestras que plantaron y de las que guardaron un riguroso secreto y no fue hasta que Alejandro Magno conquistó Persia cuando se conoció en el resto de Europa.

En la edad media Venecia debió gran parte de su prosperidad al comercio con oriente, donde el azúcar era una de la más preciadas de las mercaderías con la que traficaban y que era traída en caravanas desde Asia. En esa época era un producto rarísimo y sólo al alcance de los poderosos.

Los árabes plantaron en la zona mediterránea de España caña de azúcar, hoy existe la única fábrica de elaboración de azúcar de toda Europa en Salobreña (Granada), Azucarera de Guadalfeo donde también se producen alcoholes derivados de esta planta, siendo su producto estrella el aguardiente.

El descubrimiento de América fue el gran lanzamiento popular de este producto.
Se tiene constancia histórica de cuando salió para las Indias la primera planta de azúcar, fue en concreto el 30 de mayo de 1.498, en el tercer viaje de Colón, y zarpó desde San Lucas de Barrameda junto con otras especies siendo su destino Santo Domingo.

Se sabe quien fue el primero que plantó la caña, se llamaba Pedro de Atienza y el primero que obtuvo el azúcar el catalán Miguel de Ballester, jamás una planta estuvo tan documentada como esta.

Poco se sabe de la forma como se expandieron las plantaciones de azúcar en las Antillas siendo esta planta la que mejor se aclimató y prosperó en aquellas tierras, tanto es así que en el siglo XVI, época de Francisco López de Gomara, existían treinta ingenios y otros tanto trapiches importantes en la zona y en el año 1.609 el Inca Garcilaso de la Vega en sus Comentarios Reales escribía lo siguiente: Tampoco había de azúcar en el Perú; ahora, en estos tiempos, por la buena diligencia de los españoles, y por la mucha fertilidad de la tierra, hay tanta abundancia..., hasta entonces era traído el azúcar desde México, donde fue llevada por Hernán Cortés, llegando un momento en el que se invirtió la corriente de comercio.

A mediados del siglo XVIII las plantaciones de azúcar se extendían por casi todas las islas del Caribe y como curiosidad diremos que en la colonia francesa de Santo Domingo había 599, en la británica Jamaica 648 y en Cuba 100.

La plantación de azúcar comprendía un molino o trapiche y vivienda para los trabajadores, llamándose al conjunto ingenio.
Estos ingenios en poco tiempo fueron habitados por mano de obra barata y que ¿puede ser más barato que los esclavos traídos de África?, de esta forma el azúcar que endulzaba a Europa era fabricada con la más amarga forma de la existencia del ser humano, la perdida absoluta de la libertad.

En parte queremos dedicar a aquellos hombres y mujeres esclavos este artículo y como vergüenza para todos aquellos que se hicieron ricos con la vida de aquellos desgraciados, los abominables negreros, los dueños de plantaciones o ingenios, para todos ellos nuestro aborrecimiento y asco.

Como consecuencia del bloqueo a Francia por parte de Inglaterra a principios de 1.800 se redescubre el azúcar de remolacha y este hecho, como otros muchos en el imperio napoleónico, revoluciona la historia, vea nuestros artículos Historia de las conservas e Invención de las sopas de sobre.

Hemos dicho que se redescubría la obtención del azúcar de remolacha porque, independientemente de lo que ya hemos contado de los egipcios, en el reinado de Enrique IV el ingeniero Oliver de Serres experimentó con la remolacha y observó que al cocerla daba un jugo parecido al jarabe de azúcar. En 1.747, Andreas Margraf, químico de Berlín logró aislar el azúcar de la remolacha y publica una memoria en la Academia titulada: Experiencias químicas realizadas con el propósito de obtener un verdadero azúcar de diferentes plantas que se crían en nuestro país. Y finalmente Charles Achard, nacido en Alemania funda en Steiman, Baja Silesia, la primera fábrica de azúcar de remolacha, la cual tiene que cerrar al poco tiempo por los excesivos gasto y pocos beneficios que obtenía, pese a las subvenciones del rey de Prusia. En 1.802 los ingleses le ofrecieron 200.000 escudos para que abandonara los experimentos pero su sentido patriótico hace que rechace la oferta, con lo que al final se quedó como dice el dicho popular compuesto y sin novia, o lo que es lo mismo arruinado y olvidado por todos.

Entre tanto en Francia se experimentaba para obtener el tesoro blanco por otros medios que no fuera de la caña. En primer lugar se experimentó con la uva y un tal Proust consiguió fabricar un pan de azúcar de uva por lo que el 5 de julio de 1.810 fue recompensado por el imperio napoleónico con 100.000 francos, dinero que se invirtió en hacer fábricas, las cuales tuvieron que cerrar al poco tiempo por el nuevo y definitivo invento, el azúcar de remolacha.

En efecto el 2 de enero de 1.811 Benjamín Delessert presentaba al ministro Chaptal el preciado azúcar. Este hombre, al que podemos llamar el gran usurpador en doble vertiente se arrogaba el invento de esta obtención dejando de lado a los que verdaderamente lo habían invitado y sobre todo a un obrero de su fábrica, un tal Queruel, que fue el que le dedicó 4 años de su vida para encontrar el refinamiento. Tal fue el impacto que causó que el mismo Napoleón al probarlo se quitó la Legión de Honor de su pechera y se la entregó a Delessert, así se escribe la historia para sonrojo de todos.

Desde ese momento comienza la gran lucha entre los dos azúcares que fueron subvencionados según los intereses políticos o económicos y que hasta la actualidad prosigue, decantándose a favor, en España, por el de remolacha en la actualidad.

Y como no hay dos sin tres en el año 1.879 aparece la sacarina, un compuesto químico de nombre anhídrido sulfaminbenzoico que se obtiene a partir de la brea de hulla y que se debe a los químicos alemanes Remsen y Fahlberg, pero nosotros no consideramos a este compuesto como azúcar en el puro aspecto gastronómico, pese a la moda actual de tomarlo en sustitución del azúcar verdadero.

3.1 LA INDUSTRIA AZUCARERA DEL SIGLO XVI CAUSAS DE SU SURGIMIENTO.
El período comienza y se caracteriza en general por la fundación de grandes exportaciones agrícolas, principalmente ingenios azucareros.
La industria azucarera, a pesar de su alta tecnología y productividad, no acarreó desarrollo económico pues el crecimiento que conllevaba era frágil y circunstancial. Su función era, como la de toda la economía colonial, llenar los requerimientos del incipiente mercado capitalista europeo.
La génesis de la industria azucarera en la isla de Santo Domingo está vinculada al agotamiento del oro, base económica de la isla y a la extinción de la raza aborigen, mano de obra del coto minero a través de las encomiendas.
Desde 1515 la economía del oro estaba en crisis y se planteaba la necesidad de que se fomentara el cultivo de diversos frutos, así como que se trajesen campesinos de España.
Gubernamentalmente, la base para el establecimiento de la industria azucarera la sientan los padres Jerónimo cuando ordenan que a cada vecino que vaya a instalar un ingenio se le presten 500 pesos oro y cuando solicitan formalmente la libertad de entradas de esclavos negros a la isla, petición que tendrá resultado definitivo a partir de la primera licencia importante, concedida al gobernador de Bresa, quien la traspasó a comerciantes genoveses.
La Corona española acordó toda suerte de facilidades a la producción azucarera en la isla, específicamente a esto contribuyó cierto espíritu burgués del Emperador Carlos I, quien dictó leyes protectoras de la producción azucarera y de los señores esclavistas. La más importante fue la Cédula de 1529, por medio de la cual se determinaba que los ingenios eran bienes no embargables por deudas o hipotecas, tanto sus instalaciones como los negros que laboraban en ellos.
La política oficial de protección de la industria del azucare fue muy importante desde su propia fundación cuando los ingenios en proyecto recibieron préstamos en muy buenas condiciones por parte de los diversos gobernadores de la época y cesiones de grandes extensiones de tierra en forma gratuita, así como la exoneración de impuestos par las maquinarias traídas de España y otros países.
La producción azucarera se mantuvo con cierta tendencia inestable de crecimiento hasta los años 70, cuando empezó a decrecer por la reducción de la navegación española, el contrabando, la transferencia de inversiones a la ganadería, la competencia en términos de rentabilidad del jengibre y por la muerte de gran cantidad de esclavos en los años 80, acompañada por la paralización en la misma época de la trata negrera.
A finales del os años 80 sólo quedaban 17 ingenios y a raíz de las devastaciones apenas 12, al ser destruidos 5 en los lugares despoblados, entre los cuales estaban los màs productivos. La producción de azúcar se mantuvo en alza permanente hasta aproximadamente 1580.
En el aumento de la producción se produjo un proceso de concentración de los ingenios firmemente establecidos y de decadencia y quiebra de los que no sabían aprovechar las condiciones del terreno, las corrientes de agua, los recursos de los bosques, los puntos con fácil comunicación, las tierras aptas y la rotación temporal de los cultivos que en ésa época no se sabía cuál era la más favorable.

3.2 ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL INGENIO.
Había dos tipos de ingenios: los movidos por tracción animal, llamados trapiches, y los movidos por la energía hidráulica, es decir por molinos de agua, que eran llamados ingenios poderosos.
La inversión normal de un ingenio de la época era de alrededor de 10 a 15 mil pesos. Dentro de la inversión el renglón más importante era el de la mano de obra esclava, pues normalmente ocupaba una cantidad de negros oscilante entre 80 y 150.
Los ingenios también comportaban inversiones en edificaciones que servían para las salas de máquinas y de purgas, así como para viviendas para esclavos y amos, almacenes, etc.
Las labores del ingenio se dividían en dos partes: la agrícola y la industrial.
La parte agrícola tenía por actividad fundamental la siembra y cultivo de la caña. La producción era interrumpida por falta de conocimientos agrícolas. Por eso la productividad de la caña era muy baja.
Un ingenio tenía aproximadamente más de 200 tareas de cultivo, produciendo por acre aproximadamente 5 toneladas de caña, debido también a la escasez de medios técnicos. El sistema de cultivo, hecho por negros no especializados, ocasionaban muy baja productividad porque ellos estaban acostumbrados a un tipo de trabajo muy diferente.
Los ingenios en su fase industrial se ocupaban principalmente de la elaboración del azúcar. La maquinaria era muy avanzada en relación al desarrollo tecnológico de la época. Un ingenio normal, con unos 100 esclavos y unas 200 tareas bajo cultivo, producía unas 4,000 arrobas por año y algunos hasta 10,000 y más. Las maquinarias tenían que ser traídas de España por su complejidad, y normalmente eran hechas en Italia y en Holanda.
Estos procesos industriales exigían una mano de obra especializada, tanto libre como esclava. Los ingenios tenían maestros normalmente de procedencia canaria o portuguesa (donde la elaboración del azúcar era tradicional) y esclavos que con la práctica llegaban a ser maestros de azúcar o tacheros o responsables del trabajo en le molino o encargados de alguno de los talleres artesanales antes mencionados.
Los ingenios se convirtieron en las unidades más importantes, no solamente desde el punto de vista productivo, sino también demográfico, si exceptúa la ciudad de Santo Domingo. En la época de pleno auge de la industria del azúcar, la importancia de los pueblos estuvo condicionada en relación a la incidencia de ingenios.
Estos eran no sólo centros de producción, sino también centros de comunicaciones y de aglomeración demográfica, por razones tanto de índole económica como de índole militar.
En lo económico porque eran los centros de mayor riqueza en la isla, y, lógicamente, atraían otros grupos de población, además de la propia del ingenio; y desde el punto de vista militar porque servían de abrigo frente a los ataques frecuentes de los grandes enemigos de la época: los negros cimarrones y los piratas extranjeros.

3.3 EL AZÚCAR Y LA ESCLAVITUD
En opinión de William Dufty , ningún otro producto ha influenciado tan profundamente la historia del mundo occidental como el azúcar. En su libro Sugar Blues narra la aparición del azúcar refinado en los mercados internacionales y sus consecuencias. A ello atribuye diferentes sucesos históricos de grandes repercusiones económicas, comenzando por una resurrección de las Cruzadas. Dufty presenta un extracto de una carta enviada en 1306 al Papa Clemente V, en donde se le insta a seguir una estrategia para vencer a los árabes con ayuda del dulce: "En el país del sultán el azúcar crece en grandes cantidades y de éste los sultanes obtienen grandes ingresos e impuestos. Si los cristianos pudiesen hacerse con esas tierras, se haría mucho daño al sultán y al mismo tiempo el Cristianismo estaría totalmente abastecido desde Chipre". Ante aviesas informaciones de ese tipo, el cristianismo muerde el fruto prohibido y comienzan los siete siglos de su reinado en la tierra. El historiador británico Noel Deer , por ejemplo, asegura que al contar la historia de la esclavitud, no es exagerado calcular que se comerciaron 20 millones de africanos y dos terceras partes de ellos se pagaron con azúcar.
En 1444 los portugueses llevan 235 esclavos negros de Lagos a Sevilla, donde se venden como esclavos. Diez años más tarde el Papa bendice el tráfico de esclavos y a partir de entonces, éstos se utilizan para hacer crecer las plantaciones de caña de azúcar en Madeira y las Islas Canarias. Los holandeses aparecen en esta historia alrededor del año 1500, fecha en que construyen la primera refinería de azúcar en Amberes. La caña de azúcar en bruto se embarca desde Lisboa, las Islas Canarias, Brasil, España y la Costa de Marfil para ser procesada en Amberes. El azúcar se exporta al Báltico, Alemania e Inglaterra.
Para 1560, Carlos V estrena los esplendorosos palacios de Madrid y Toledo construidos con los impuestos del comercio del azúcar. Por esas fechas, la corona británica comienza a hacerse del monopolio instalando capataces en las islas que ha conquistado en el Caribe y encargándose del tráfico de esclavos hacia ellas para cultivar caña de azúcar. Tal es el caso de la actual Jamaica.
Con el jugo fermentado de la caña de azúcar en crudo, los esclavos inventan el ron, que los británicos no vacilan en comercializar para obtener más esclavos. También lo introducen a sus colonias norteamericanas, donde suelen darlo a los indios a cambio de preciadas pieles que luego venden en Europa. Hacia el año 1660 el comercio de azúcar y ron se ha vuelto tan provechosos que los ingleses están dispuestos a emprender la guerra para mantener su control. Las actas de navegación tienen como meta prevenir el transporte de azúcar, tabaco o cualquier otro producto de las colonias de Norte América a cualquier otro puerto fuera de Inglaterra, Irlanda o posesiones británicas.
3.4 EL FIN DE LA ESCLAVITUD Y EL COMIENZO DE LA INDUSTRIA DE LA AZÚCAR
A mediados del siglo XVIII, cuando Francia se ha situado ya en las primeras filas del comercio de azúcar y ésta representa su principal fuente de exportaciones, el filósofo Claude Adrien Helvetius escribe: "No llega un tonel de azúcar a Francia sin manchas de sangre. Ante la miseria de estos esclavos, toda persona con sentimientos debería renunciar a estas mercancías y rehusar al placer que proporciona algo que sólo se puede comprar con las lágrimas y muertes de criaturas desgraciadas." En 1812, Benjamín Delessert encuentra la forma de procesar la remolacha para convertirla en azúcar y recibe la Legión de Honor de manos de Napoleón, quien ordena la plantación de remolachas azucareras por todas partes de Francia, en donde no se daba el cultivo de caña, pero sí el de remolacha. Tan sólo un año después Napoleón alcanza la proeza de producir 4 millones de kilos de azúcar de remolacha francesa. De esta manera, los franceses son los primeros en poder prescindir de los esclavos para obtener el preciado azúcar y elegantemente promueven la abolición de la esclavitud. La British East Indian Company –ya plenamente metida en el comercio del opio- explota el tema de la esclavitud como campaña de propaganda pintando en sus toneles. “Azúcar de las Indias Orientales no cultivado por esclavos”. En 1833 se proclama la emancipación de las colonias británicas y esto significa que la esclavitud se vuelve ilegal salvo en “la tierra de la libertad”, los emergentes Estados Unidos de América.
Los azucareros británicos de Barbados y Jamaica caen en la ruina y una tríada de invenciones a principios del siglo XIX preparan la escena para la gran entrada de Estados Unidos en el negocio del azúcar: James Watt perfecciona su máquina de vapor, Figuier completa un método para hacer carbón con hueso animal y Howard fábrica la olla de presión. Con estos elementos cobra vida la azúcar blanca refinada comercial que se utiliza hoy en día. Al decretarse finalmente la abolición de la esclavitud en sus tierras, los Estados Unidos comienzan a practicar su propio colonialismo económico al por mayor en Cuba. La mejor tierra cubana se usa para proveer materia prima a Norteamérica para sus complicadas refinerías.
Según cuenta Dufty, los estadounidenses sobrepasaron a los británicos y virtualmente a todas las demás naciones en la fiesta del azúcar. Han consumido una quinta parte de la producción mundial de azúcar desde su Guerra Civil. Se sabe también que en 1920, en la época del experimento de prohibir el alcohol en Estados Unidos, la cantidad de azúcar que se consumía se había duplicado. Esto destaca su evidente carácter de droga y de sustituto de otras drogas en ciertos sectores de la población.
Es por ello que a través de guerra y paz, depresión y prosperidad, sequías e inundaciones, el consumo de azúcar ha crecido firmemente en todo el globo terrestre.

No es posible que jamás haya habido un desafío más drástico para el cuerpo humano en toda la historia del hombre, y sin embargo, sigue siendo muy poco lo que se habla de la nocividad del azúcar. Y no es porque mucha gente no lo sepa, sino porque es enorme el interés comercial por el azúcar.

3.5 ORIGEN
El azúcar no era conocida en la antigüedad. Ninguno de los libros antiguos la menciona. Los profetas sólo consignan unas cuantas cosas sobre la caña de azúcar, un raro y caro lujo importado de tierras lejanas. Se atribuye al imperio persa la investigación y el desarrollo del proceso que solidificó y refinó el jugo de la caña, conservándolo sin fermentación para posibilitar su transporte y comercio. Esto ocurrió poco después del año 600 de nuestra era y comenzó a usarse como medicina. En esa época, un trocito de azúcar era considerado como una rara y preciada droga. La llamaban sal India o miel sin abejas y se importaban pequeñas cantidades a un gran costo. Herodoto la conocía como miel manufacturada y Plinio como miel de caña.
3.6 ETIMOLOGÍA
Durante la época de Nerón un escritor le puso el nombre de saccharum. Dioscorides hace referencia a «una especie de miel sólida llamada saccharum, que se encuentra en las cañas en la India y en la Arabia; tiene la consistencia de la sal y es crujiente». El nombre en latín medieval para un trozo de esa preciosa sustancia fue substituido más tarde en occidente por el de azúcar. La palabra original en sánscrito continuó siempre relacionada con sal de India, sobreviviendo su transición a través de las lenguas del imperio árabe y de las lenguas latinas. De hecho el sánscrito khanda se convirtió en la palabra candy (caramelo) en el idioma inglés.


3.7 CULTIVO
La caña es un cultivo de la zona tropical o sub tropical del mundo. Requiere agua y de suelos adecuados para crecer bien. Es una planta que asimila muy bien la radiación solar, teniendo una eficiencia cercana a 2% de conversión de la energía incidente en biomasa. Un cultivo eficiente puede producir 150 toneladas de caña por hectárea por año (con 14% de sacarosa, 14% de fibra y 2% de otros productos solubles).
La caña se propaga mediante la siembra de trozos de caña, de cada nudo sale una planta nueva idéntica a la original;una vez sembrada la planta crece y acumula azúcar en su tallo, el cual se corta cuando está maduro. La planta retoña varias veces y puede seguir siendo cosechada. Estos cortes sucesivos se llaman "zafras". La planta se deteriora con el tiempo y por el uso de las maquinarias que pisa las raíces, así que debe ser replantada cada siete a diez años.
La caña requiere de abundante agua. Su periodo de crecimiento varía entre 11 y 17 meses, dependiendo de la variedad de caña y de la zona. Requiere de nitrógeno, potasio y elementos menores para su fertilización. En zonas salinas se adiciona azufre para controlar el sodio.
La caña se puede cosechar a mano o a máquina.. La cosecha manual se hace con personas,más concretamente con machetes que cortan los tallos (generalmente después de quemada la planta para hacer más eficiente la labor) y los organizan en chorras para su transporte. Una persona puede cosechar entre 5 y 7 toneladas por día de caña quemada y 40% menos de caña sin quemar. La cosecha mecánica se hace con cosechadoras que cortan la mata y separan los tallos de las hojas con ventiladores. Una máquina puede cosechar 30 toneladas por hora.
Una vez cortada la caña debe transportarse rápidamente al ingenio para evitar su deterioro por levaduras y microbios. El transporte se hace en vagones por vía férrea, o tirados por un camión o tractor. Los vagones tienen capacidades entre 5 y 20 toneladas cada uno.
El país que más produce la caña de azúcar es el Brasil, ese país es el mayor productor de caña de azúcar.

4. CLASIFICACIÓN:
4.1 TIPOS DE AZÚCAR
El azúcar se puede clasificar por su origen (de caña de azúcar, de remolacha), pero también por el grado de refinación de ésta. Normalmente la refinación se expresa visualmente a través del color (azúcar morena, azúcar rubia, blanca), que está dado principalmente por el porcentaje de sacarosa que se le ha extraído.
La elección entre uno u otro tipo de azúcar debiera depender del gusto personal del consumidor y no tanto de unas virtudes nutricionales, las cuales muchas veces son exageradas, ya que debieran consumirse grandes cantidades para notar alguna diferencia.
Azúcar Moreno. El auténtico azúcar moreno (también llamado “negro” o “crudo”) se obtiene del jugo de caña de azúcar sin refinar ni procesar, sólo cristalizado. Este producto integral, debe su color a una película de melaza que envuelve cada cristal. Normalmente tiene entre 96 y 98 grados de sacarosa. Su contenido de mineral es ligeramente superior al azúcar blanco, pero muy inferior al de la melaza. Muchas veces se vende como “azúcar moreno”, azúcar blanco o refinado al que se le ha añadido extracto de melaza, que le otorga un color oscuro y sabor particular.
Azúcar Rubio. Es menos oscuro que el azúcar moreno y con un mayor porcentaje de sacarosa.
Azúcar Blanco. Azúcar con 99,5% de sacarosa. También denominado azúcar sulfatado.
Azúcar Refinado o extrablanco. Azúcar altamente puro, es decir, entre 99,8 y 99,9 % de sacarosa. Se ha cristalizado dos veces con el fin de lograr su máxima pureza. En el proceso de refinamiento se desechan algunos de sus nutrientes complementarios, como minerales y vitaminas.

5. PROCESO INDUSTRIAL.

La caña llega al ingenio donde se extrae el jugo, éste se clarifica y luego se cristaliza para separar el azúcar. La extracción se hace generalmente en un molino que pasa la caña entre tres o cuatro masas de acero, que exprimen los tallos y sacan todo el jugo. Para mejorar la extracción se añade agua para sacar más del azúcar. El residuo sólido fibroso se llama bagazo y es usado para hacer papel y para quemar en caldera para todo el proceso del ingenio.
El jugo extraído (llamado guarapo) tiene 10 a 14% de sacarosa. Éste se mezcla con cal para evitar la acidificación y se pasa por diversos clarificadores para extraer los residuos sólidos. Una vez clarificado se evapora parte del agua para llevar la concentración de azúcar a 60%. Aquí se inicia un proceso de cocción al vacío (para mantener la temperatura más baja y reducir la caramelización) hasta llegar a sobresaturar la masa. Luego se introduce polvillo de azúcar que funciona como semilla alrededor del cual crecen los cristales de azúcar.
La masa luego pasa a una centrífuga que tiene una malla en sus paredes; al girar muy rápido, la fuerza centrífuga empuja la miel a través de la malla y deja sólo el azúcar. El azúcar resultante es crudo y contiene 97% de sacarosa. Esta azúcar se puede enviar a una refinería para sacar azúcar blanca. La miel resultante puede volverse a cristalizar y centrifugar un par de veces para recuperar más azúcar. Alternativamente, en años recientes se ha vuelto posible fermentar estos jugos produciendo menos azúcar y más etanol. Las ventajas del etanol como combustible son tanto ambientales como de reducir la dependencia de gasolina.
En algunos países el jarabe se sulfita, que es una manera de blanquear el azúcar al añadirle dióxido de azufre. Este azúcar, llamado sulfitado, es similar al crudo, pero de color más blanco (el crudo es habano) pues las impurezas han sido desteñidas.
De este proceso queda azúcar y una miel final llamada melaza. La melaza se usa para alimento animal y para hacer alcohol.
El azúcar crudo se refina para remover todas las impurezas y dejar un cristal de la molécula de sacarosa lo más puro posible. El proceso se inicia con la afinación, en la cual los cristales son lavados para remover la melaza adherida. El azúcar resultante se disuelve y se clarifica más. Luego se añade ácido fosfórico y sacarato de calcio para que formen fosfato de calcio que se precipita y arrastra otras impurezas. Alternativamente puede usarse un proceso de carbonatación en el cual el dióxido de carbono, reacciona con el calcio para formar carbonato de calcio que produce el mismo efecto.
El líquido resultante se decolora y filtra en carbón activado (carbón vegetal o de hueso) que absorben las impurezas. Luego, esto se concentra, y se cuece en tachos (tanques de cocimiento al vacío) y se separa el azúcar de la miel en centrifugas.
El procesamiento del azúcar (en este caso de caña de azúcar) se puede simplificar en las siguientes etapas:
COSECHA: Cortado y recolección de la caña de azúcar.
ALMACENAJE: Se determina la calidad, el contenido de sacarosa, fibra y nivel de impurezas. La caña es pesada y lavada.

PICADO DE LA CAÑA: La caña es picada en máquinas especialmente diseñadas para obtener pequeños trozos.

MOLIENDA: Mediante presión se extrae el jugo de la caña. Se agrega agua caliente para extraer el máximo de sacarosa que contiene el material fibroso.

CLARIFICACIÓN Y REFINACIÓN: En la clarificación se eleva la temperatura del jugo, se separan los sólidos del jugo y se obtiene un jugo claro. Es posible también refinarlo y para ello se agrega cal que ayuda a separar los compuestos insolubles. También suele tratarse con dióxido de azufre gaseoso para blanquearlo. No todo el azúcar de color blanco proviene de un proceso de refinado.

EVAPORACIÓN: Se evapora el agua del jugo y se obtiene una meladura o jarabe con una concentración aproximada de sólidos solubles del 55 al 60 %. La meladura es purificada en un clarificador. La operación es similar a la anterior para clarificar el jugo filtrado.

CRISTALIZACIÓN: De la cristalización se obtienen los cristales (azúcar) y líquido.
CENTRIFUGADO: Se separan los cristales del líquido.

SECADO Y ENFRIADO: El azúcar húmedo es secado en secadoras de aire caliente en contracorriente y luego enfriado en enfriadores de aire frío en contracorriente.

5.1 DESHIDRATACIÓN:
Consiste en la eliminación del agua e un alimento en forma de vapor mientras este está siendo calentado. Se define como aquella operación unitaria mediante la cual se elimina la mayor parte del agua de los alimentos, por evaporación, aplicando calor.
El objetivo principal de la deshidratación consiste en prolongar la vida útil de los alimentos por reducción de su actividad de agua.
La deshidratación reduce también su peso y volumen, lo que reduce los gastos de transporte y almacenamiento. En algunos casos sirve también para poner alcance del consumidor una mayor variedad de alimentos de mas cómoda utilización. La deshidratación altera en cierto grado, tanto las características organolépticas, como el valor nutritivo de los alimentos.

5.2 DESHIDRATACIÓN POR AIRE CALIENTE:
La capacidad del aire para eliminar el agua de un alimento depende de su temperatura y del agua que contiene, que se expresa como (humead absoluta), (HA) en kg; humedad relativa (HR) en porcentaje, que representan la relación existente entre la presión parcial del vapor de agua en el aire y la presión de vapor de saturación a la misma temperatura multiplicado por cien.

5.3 MECANISMO DE LA DESHIDRATACIÓN:
Cuando el aire caliente entra en contacto con un alimento húmedo, su superficie se calienta y el calor transmitido se utiliza como calor latente de evaporación, con lo que el agua que contiene pasa a estado de vapor. El agua escapa de la superficie de los alimentos por los siguientes mecanismos:
1. Por capilaridad.
2. Por difusión, provocada por las diferencias en las concentraciones de solutos entre las distintas partes del alimento.
3. Por difusión del agua, absorbida en diversas capas sobre las superficie de los componentes sólido del alimento.
4. Por difusión gaseosa provocada por el gradiente de vapor existente en el interior del alimento.

5.4 DESHIDRATADORES DE AIRE CALIENTE:
Son unas instalaciones cilíndricas o rectangulares en las que el producto descansa sobre una malla. En ellas el alimento es atravesado por un flujo de aire caliente a una velocidad relativamente baja. Estas instalaciones posee una gran capacidad de deshidratación y son baratas de adquisición y de funcionamiento.

5.5 EFECTOS SOBRE LOS ALIMENTOS:

5.5.1 TEXTURA:
La principal causa de alteración de la calidad de los alimentos deshidratados por estos sistemas, reside en las modificaciones que estos provocan en su textura. En los alimentos adecuadamente encaldados las pérdidas de texturas están provocadas por la gelatinización del almidón, la cristalización de la celulosa y por tensiones internas provocadas por variaciones localizadas en el contenido en agua durante la deshidratación.

5.5.2 BOUQUET Y AROMA:
El calor no solo provoca el paso el agua a vapor durante la deshidratación, sino también la pérdida de algunos componentes volátiles del alimento. La intensidad con la que esta pérdida se produce depende de las temperaturas y de las concentraciones de sólidos en el alimento, así como en la presión de vapor de las sustancias volátiles y su solubilidad en el vapor de agua.


5.5.3 COLOR:
La deshidratación cambia las características de la superficie de los alimentos y por tanto su color y reflectancia. Los cambios químicos experimentados por los pigmentos derivados, el caroteno y la clorofila, están producidos por el calor y la oxidación que tienen lugar durante la deshidratación. Por lo general, cuanto mas de largo es el proceso de deshidratación y mas elevada la temperatura, mayores son las pérdidas de estos pigmentos.

5.5.4 VALOR NUTRITIVO:
Las pérdidas de valor nutritivo que se producen durante la preparación de frutas y verduras son generalmente mayores que las que ocasiona el propio proceso de deshidratación.

6. RESUMEN DEL PROCESO DE FABRICACIÓN DE AZÚCAR DE CAÑA CRUDO:

6.1 EXTRACCIÓN DEL JUGO:
La extracción del jugo moliendo la caña entre pesados rodillos o mazas constituye la primera etapa del procesamiento de del azúcar crudo. Primero, la caña se prepara para la molienda mediante cuchillas giratorias que cortan los tallos en pedazos pequeños, mediante molinos de martillo que desmenuzan pero no extraen el jugo, o bien, en forma mas general, por una combinación de dos o tres de dichos métodos.
En las prácticas de molienda, mas eficientes, mas del 95% del azúcar contenido en la caña pasa a guarapo; este porcentaje se conoce como la extracción de sacarosa (por dela extracción, o mas sencillamente, la extracción).

6.2 PURIFICACIÓN DEL GUARAPO: CLARIFICACIÓN:
El jugo de color verde oscuro procedente de los trapiches es ácido y turbio. El procesa de clarificación (o defecación), diseñado para remover las impurezas tanto solubles como insolubles, emplea en forma general, cal y calor agentes clarificante. La lechada de cal, alrededor de 16 (0,5 kg) (CaO) por tonelada de caña, neutraliza la acidez natural del guarapo, formando sales insolubles de calcio. El jugo clarificado transparente y de un color parduzco pasa a los evaporadores sin tratamiento adicional.

6.3 EVAPORACIÓN:
El jugo clarificado, que tiene mas o menos la misma composición que el jugo crudo extraído, excepto las impurezas precipitadas por el tratamiento con cal, contiene aproximadamente un 85 % de agua. Dos terceras partes de esta agua se evapora en evaporadores de vacío de múltiple efecto, los cuales consisten en un necerión (generalmente cuatro) de celdas de ebullición al vacío.

6.4 CLARIFICACIÓN DEL JUGO CRUDO:
El proceso es similar a la fosfatación del refundido en unas refinerías de azúcar. En este caso, se añaden al jarabe o meladura cal y ácido forfórico, luego se airea junto con la adición de un polímero floculante.

6.5 CRISTALIZACIÓN:
La cristalización tiene lugar en tachas al vacío de simple efecto, donde el jarabe se evapora hasta quedar saturado de azúcar. En este momento se añaden semillas a fin de que sirvan de medio para los cristales de azúcar, y se va añadiendo mas jarabe según se evapora el agua. El crecimiento de los cristales continua hasta que se llena el tacho.
La templa (el contenido del tacho) se descarga luego por medio de una válvula de pie a un mezclador o cristalizador.

6.6 CENTRIFUGACIÓN O PURGA; REEBULLICION DE LAS MIELES:
La masa cocida proveniente del mezclador o del cristalizador se lleva a máquinas giratorias llamadas centrifugador.
El tambor cilíndrico suspendido de un eje tiene paredes laterales perforadas, forradas en el interior con tela metálica, entre éstas y las paredes hay láminas metálicas que contienen de 400 a 600 perforaciones por pulgada cuadrada. El tambor gira a velocdades que oscilan entre 1000 1800 rpm. El revestimiento perforado retiene los cristales de azúcar que puede lavar con agua si se desea. El licor madre, la miel, pasa a través del revestimiento debido a la fuerza centrífuga ejercida (de 500 hasta 1800 veces la fuerza de la gravedad), y después que el azúcar es purgado se corta, dejando la centrífuga lista para recibir otra carga de masa cosida. Las máquinas modernas son exclusivamente del tipo de alta velocidad (o de una alta fuerza de gravedad) provistas de control automático para todo ciclo. Los azúcares de un grado pueden purgarse utilizando centrífugas continuas.

6.7 NUEVOS PROCESOS PARA LA OPERACIÓN EN PEQUEÑA ESCALA:
El proceso mas reciente en el separador TILBY, la caña se corta longitudinalmente en dos mitades, cada mitad pasa por su propio separador de manera que la médula es removida del interior de la corteza luego dicha corteza se raspa todavía mas para remover la capa exterior de revestimiento de cera. Las capas de denominan por lo general Compith para la porción de la médula, Comsind para la capa fibrosa y Dermax para la cubierta de cera.
Hogelsug propone un proceso para 20 a 300 t de caña por día. El jugo se clarifica mediante cal y fosfato, la espuma o nata se elimina por flotación y el jugo se evapora en tres etapas (primero, utilizando un evaporador vertical tipo calandra de tubos cortar hasta 35º Brix; luego, mediante un evaporador abierto, utilizando las gases de la combustión a una temperatura de 800 1C hasta 80 ºBrix; y finalmente por medio de un evaporador de partículas delgada hasta de 95 ºBrix, antes de ser enfriado en un cristalizador de aire frío y vertido en moldes. Para obtener azúcar de consumo directo, se conduce el jugo, después de la primera evaporación, al proceso de carbonatación utilizando gas de la combustión a 300 ºC, y se filtra antes de las dos etapas siguientes de evaporación. La masa cocida se puede centrifugar para obtener un producto cristalino.

Algunas Definiciones Generales de la Caña de Azúcar:

Caña: es la materia prima normalmente suministrada a la fábrica y que comprende la caña propiamente dicha, la paja, el agua y otras materias extrañas,

Paja: es la materia seca, insoluble en agua, de la caña

Jugo Absoluto: son todas las materias disueltas en la caña, mas el agua total de la caña.

Bagazo: es el residuo después de la extracción del jugo de la caña por cualquier medio, molino o presa.

Jugo Residual: es la fracción de jugo que no ha podido ser extraída y que queda en el bagazo.
Brix: el Brix de una solución es la concentración (expresada en g de concentrado en 100 g de solución) de una solución de sacarosa pura en agua.

Pol: es la concentración expresada en g de solución en 100 g de solución. De una solución de sacarosa pura en agua.


7. HISTORIA DE LA MAQUINARIA, EL EQUIPO Y LOS PROCESOS:
Los fabricantes y refinadores de azúcar tienen razón de sentirse orgullosos de su historia como pioneros de la industria química y del procesamiento de alimentos. La mayor parte de los equipos básico se desarrolló específicamente par la producción azucarera y mas tarde se adaptó para usos generales. El azúcar fue la primera industria alimenticia en emplear química, y de adelantó por muchos años a las modernas ideas de control técnico y químico tan corrientes ahora en las grandes fá
bricas.

7.1 MÁQUINAS Y EQUIPOS:
Los primeros tipos de molinos de caña empleaban rodillos verticales de madera molida por animales, fuerza hidráulica, o motores de viento. Se le atribuye a Sematon haber sido el primero en disponer tres rodillos horizontales en la forma triangular actual, y algunos prestigiosos autores afirman que fue el quien ideó el primer molino de este tipo, movido por vapor en Jamaica.


7.2 CAPACIDAD DEL EQUIPO:
Debido al hecho de que son muchos los factores que influyen en la selección del equipo adecuado en el ingenio azucarero, las cifras promedios podrían conducir a conclusiones erróneas. Las condiciones locales, las características y riqueza del contenido de la caña, el tipo de proceso, la calidad deseada de la producción y muchas otras consideraciones, afectan el tamaño y capacidad de maquinas y equipos en las diferentes estaciones de la fábrica.


7.3 ALMACENAMIENTO A GRANEL DEL AZÚCAR REFINADO:
Es regla general, almacenar el azúcar terminado en grandes depósitos o silos. Los depósitos o silos no solo permiten que se empaquen únicamente durante el día, también dan por resultados altos ahorros, ya que el empacado se puede efectuar en respuesta a los seguimientos de las empaques de jugo de empacar el azúcar conforme se produce y almacena el producto empaquetado.

7.4 ENVASES:
Casi todo el azúcar refinado se empaca hoy en día en bolsas de papel o cajas de cartón .las bolsas de papel del tipo de paredes múltiples incluyen bolsas individuales de 100,50 y 25lb; bolsas de 2,5 y 10 lb y bolsas plásticas de 1,2 y 5 lb para los azúcares blandos y en polvo 3 empacados en contenedores de cartón.

7.5 QUÍMICA
El azúcar se produce a través de un proceso químico a partir del jugo de caña o de remolacha, eliminando toda la fibra y las proteínas que forman el 90% de dichas plantas.
En su libro Veneno en el alimento, el Dr. Lezner describe el proceso de extracción del azúcar en los siguientes términos:
Las remolachas se cortan en trozos después de lavarlas y luego se lixivian. Para dejar limpio el líquido que contiene el azúcar, se le añade cal. En este momento, la reacción alcalina destruye casi todas las vitaminas. En el líquido, mezclado con cal viva, se introduce dióxido de carbono, para así precipitar la cal. El líquido "saturado" se conduce hacia las bombas de filtración que separan las el líquido azucarado de las impurezas. Tras otro tratamiento con sulfato de calcio, por el cual el ácido sulfúrico lo decolora hasta dejarlo casi blanco, se hierve el líquido hasta que espesa. Una centrifugación permite separar el jarabe del azúcar crudo llamado melaza, un producto que contiene muchas sustancias que no son propias del azúcar.


8. OTROS PRODUCTOS

8.1 PRODUCTOS DERIVADOS
Existe una amplia gama de productos y familia de productos que se derivan del azúcar y de la melaza. Los más importantes de estos se encuentran en el sector industrial de alimentos y bebidas: galleterías, pastelerías, dulcerías y confiterías, productores de sodas y otras bebidas azucaradas, y productores industriales de bebidas alcohólicas tales como el ron y otros licores producidos en base a la melaza.

8.2 PRODUCTOS SUSTITUTOS
Existen productos naturales y artificiales que son utilizados ampliamente como sustitutos
del azúcar en algunos segmentos de mercado y que han afectado el crecimiento de la demanda de azúcar en algunos países. Entres los sustitutos naturales se encuentran la miel, la panela (elaborada también a base de caña de azúcar) y otros edulcorantes de origen vegetal. Entre los sustitutos artificiales están una serie de sustancias químicas relativamente nuevas, de las cuales las más utilizadas en son la Sacarina y el Aspartame.

Otras sustancias que son utilizadas como sustitutos del azúcar son acesulfame-K, Cyclamate, Thaumatin, Glycerin, Sorbitol, Mannitol, y Xilitol, aunque existen muchas más. El consumo de estos nuevos sustitutos sintéticos ha crecido aceleradamente debido principalmente a su muy bajo contenido calórico, muy acorde a las recientes tendencias de control de la obesidad en los mercados más desarrollados.

A pesar de la existencia de estas sustancias, hasta ahora no se ha logrado encontrar un
sustituto perfecto del azúcar, debido principalmente a diferencias significativas en el sabor y/o en el precio. Además, algunos estudios realizados en países desarrollados sostienen que el consumo de Sacarina y de Aspartame pueden afectar la salud, relacionándose su consumo con el cáncer y con ciertos desórdenes neurológicos.
La melaza se utiliza para preparar una sustancia similar al alcohol de quemar y para alimentar al ganado. En las refinerías, este azúcar crudo se ha de transformar todavía en azúcar común o de consumo, para lo cual ha de pasar por varios procesos más de limpieza con carbonato de calcio, de blanqueo con ácido sulfúrico, de filtración a través de carbón de huesos y de cocción hasta obtener los cristales.
8.3 COMPOSICIÓN
El azúcar de color blanco que se vende y consume comúnmente, es sacarosa refinada. Su fórmula química es: C12H22O11.
La relación comercial entre los productores de caña e ingenios azucareros tiene en la presente zafra unos inspectores que garantizan a las partes la repartición económica adecuada. Los supervisores son el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
El primero desarrolla un control de calidad de la molienda, lo que significa que a través de un laboratorio móvil, el MAG certifica, al azar, la calidad y concentración de azúcar. Ambos factores son claves en el "sistema de pago por calidad", suscrito entre los productores e ingenios.
Dicho sistema establece la distribución del 54.5% del total de los ingresos a los productores y el 45.5% a los ingenios. Es decir que equivale a la sumatoria de ingresos netos percibidos por la venta interna y externa del azúcar y la melaza.
El segundo agente del gobierno es el Conacyt, instancia responsable de verificar el sistema de pesas y medidas en los ingenios y centrales azucareras.

8.4 VERIFICACIÓN
La supervisión del gobierno formalmente se ejecuta desde esta zafra y queda instituida para las futuras moliendas. Con ello se pretende que los productores de caña sientan confianza en el resultado final del pago, a la vez que evitaría próximos cuestionamientos sobre la aplicación del sistema de pago por calidad en los ingenios, como ocurrió en la pasada zafra.
En su oportunidad, los cañeros pidieron al gobierno la revisión del mecanismo de pago vigente.
"El MAG está desarrollando el control de calidad del 'polm' y el 'brix', que son las sustancias que determinan la calidad y concentración del azúcar (de la caña molida)", dijo el ministro de Agricultura y Ganadería, Salvador Urrutia Loucel.
Para ello, el MAG ha diseñado un calendario de visitas sorpresivas a los ingenios. Los análisis de laboratorio los realiza una unidad móvil y los resultados son comparados con los reportados por los ingenios.
En el caso de Conacyt, Urrutia explicó que "a través de la Unidad de Metrología, la entidad verifica el sistema de pesas y la calibración de los equipos de laboratorio".
8.5 REACCIÓN
El nuevo esquema de supervisión del gobierno hacia los ingenios es aceptado por la Asociación Azucarera de El Salvador, gremial que aglutina los nueve ingenios que operan en la actual zafra.
"No creo que haya irregularidades en el sistema de pago por calidad, pero si es importante que se restablezca la confianza de los productores hacia los ingenios", dijo Mario Salaverría, presidente de la gremial.
"Estamos de acuerdo y se ha pedido a los ingenios que colaboren para que haya transparencia en el sistema".


9. ASPECTOS CONTABLES


CONTABILIDAD:

La contabilidad es el arte de registrar, clasificar y resumir en forma significativa y en términos de dinero, las operaciones y los hechos que son cuando menos de carácter financiero, así como el de interpretar sus resultados.

CONTABILIDAD DE COSTOS

La contabilidad de costos es un sistema de información para predeterminar, registrar, acumular, distribuir, controlar, analizar, interpretar e informar de los costos de producción, distribución, administración y financiamiento.

9.1 CUENTAS A UTILIZAR:

CUENTAS DE INVENTARIOS Y DE COSTOS:


1105 INVENTARIO
110501 MATERIAS PRIMAS
11050101 Caña de azúcar
11050102 Carbonato de calcio
11050103 Acido sulfúrico
11050104 Sulfato de calcio
11050105 Dióxido de carbono
11050106 Cal
11050107 Acido fosfórico
11050107 Sulfito
11050108 Vitamina A


110502 INSUMOS
11050201 Semillas
11050202 Fertilizantes
11050203 Herbicidas
11050204 Insecticidas
11050205
110503 MATERIALES
11050301 Lubricantes
11050302 Repuestos
11050303 Combustibles


1106 ALMACÉN DE PRODUCTOS TERMINADOS
110601 Azúcar refinada
110602 Azúcar cruda
110603 Melaza
110604 Cachaza
110605 Bagazo
110606 Fuerza eléctrica


1303 PLANTACIONES
130301 Caña de azúcar
13030101 Semilla
13030102 Preparación de tierras
13030103 Siembra
13040104 Mano de Obra
13040105 Fertilizanes
13040106 Insecticidas
13040107 Herbicidas


1304 COSTOS DE ZAFRA EN PROCESO
130401 Caña de azúcar
130402 Carbonato de calcio
130403 Acido sulfúrico
130404 Sulfato de calcio
130405 Dióxido de carbono
130406 Cal
130407 Acido fosfórico
130408 Sulfito
130409 Vitamina A
130410 Combustibles
130411 Mano de Obra Directa
130412 Supervisión
130413 Mantenimiento
130414 Depreciación
130415 Intereses sobre préstamos
130416 Luz y Fuerza eléctrica
130417 Agua
130418 Cuota Patronal ISSS
130419 Cuota Patronal AFP
130420 Cuota INSAFORP
130421 Transportes
130422 Lubricantes
130423 Repuestos
130424 Capacitaciones al Personal
130425 Otros beneficios al personal

9.2 COSTOS

4101 COSTOS DE VENTAS

410101 COSTOS DE VENTAS AGRICOLAS
41010101 Caña de azúcar.


410102 COSTOS DE VENTAS INDUSTRIA AZUCARERA
41010201 Azúcar refinada.
41010202 Azúcar Cruda
41010203 Melaza
41010204 Cachaza
41040205 Bagazo


410103 COSTOS DE VENTA FUERZA ELÉCTRICA
41010301 Fuerza Eléctrica.


4201 COSTOS DE PRODUCCIÓN


420101 AZÚCAR REFINADA
42010101 Caña de azúcar
42010102 Carbonato de calcio
42010103 Acido sulfúrico
42010104 Sulfato de calcio
42010105 Dióxido de carbono
42010106 Cal
42010107 Acido fosfórico
42010108 Sulfito
42010109 Vitamina A
42010110 Combustibles
42010111 Mano de Obra Directa
42010112 Supervisión
42010113 Mantenimiento
42010114 Depreciación
42010115 Intereses sobre préstamos
42010116 Luz y Fuerza eléctrica
42010117 Agua
42010118 Cuota Patronal ISSS
42010119 Cuota Patronal AFP
42010120 Cuota INSAFORP
42010121 Transportes
42010122 Lubricantes
42010123 Repuestos
42010124 Capacitaciones al Personal
42010125 Otros beneficios al personal


420102 AZÚCAR CRUDA
(Las mismas subcuentas de detalle de la sucuenta 420101)

420103 MELAZA
(Las mismas subcuentas de detalle de la sucuenta 420101)


420104 CACHAZA
(Las mismas subcuentas de detalle de la sucuenta 420101)

420105 BAGAZO
(Las mismas subcuentas de detalle de la sucuenta 420101)

420106 FUERZA ELECTRICA
(Las mismas subcuentas de detalle de la sucuenta 420101)


4202 COSTOS AGRÍCOLAS
420201 Caña de azúcar
42020101 Preparación de terrenos
42020102 Semilla
42020103 Siembra
42020104 Fertilizantes
42020105 Insecticidas
42020106 Herbicidas
42020107 Chapodas
42020108 Transporte
42020109 Combustibles
42020110 Lubricantes
42020111 Mantenimiento de Maquinaria y Equipo
42020113 Depreciación de Maquinaria y Equipo
42020114 Aplicación de Fertilizantes
42020115 Aplicación de insecticidas
42020116 Aplicación de Herbicidas
42020117 Intereses sobre préstamos
42020118 Agotamiento de Cultivo
42020119 Labores varias
42020120
42020121


4203 COSTOS DE RECOLECCIÓN.
420301 Caña de Azúcar
42030101 Rozado de caña
42030102 Mano de Obra de servicio
42030103 Alimentación
42030104 Transporte
42030105 Herramientas
42030106 Otros Costos de recolección


4204 COSTOS DE COSECHA DEL PERÍODO
420301 Caña de Azúcar



5101 VENTAS
510101 Caña de Azúcar
510102 Azúcar Refinada
510103 Azúcar Cruda
510104 Melaza
510105 Cachaza
510106 Bagazo
510107 Fuerza Eléctrica

CONCLUSIÓN

Mediante la investigación realizada sobre los procesos que ocupan los Ingenios Azucareros para transformar la caña de azúcar, se puede concluir que:

Para que la caña de azúcar se transforme en azúcar, es necesario que pase por algunas etapas dentro de las cuales podemos mencionar:
Labores de campo y cosecha
Patio de caña
Picado de caña
Molienda
Pasaje de jugo
Clarificación
Evaporación
Clarificación de la meladura
Evapo – Cristalización
Centrifugación con el cual, es que finaliza el proceso de transformación de la caña de azúcar para proporcionar de esta manera el producto terminado.

Para nuestro país es de gran importancia que haya Ingenios Azucareros porque a través de ellos nuestro país es abastecido de azúcar, además proporciona empleos a muchas personas lo que contribuye a menguar el desempleo.

Los Ingenios Azucareros a parte de transformar la caña de azúcar, obtienen de ella algunos derivados, porque la aprovechan al cien por ciento. Dentro de los derivados que genera la caña de azúcar están:
Dulce de Panela
Cachaza
El bagazo que es ocupado para calentar las calderas, lo que contribuye a generar energía eléctrica para mover la maquinaria, entre otros.

RECOMENDACIONES


Con la finalización de la investigación hecha sobre los Ingenios que transforman la caña de azúcar, se recomienda que:

Las instituciones encargadas de velar por los Ingenios Azucareros estén siempre a la vanguardia, para que estos den resultados favorables y nuestro país no sufra decadencia de azúcar.

Las personas que administran los diferentes Ingenios Azucareros que existen en nuestro país, desempeñen sus labores de administración de forma adecuada y eficiente, para que no decaiga la transformación de la caña de azúcar, y provoque decadencia de azúcar en el país.

Los encargados de darle mantenimiento a la maquinaria, lo hagan de acuerdo al tipo de tratamiento que cada maquina industrial requiera, para que al momento de procesar o de iniciar la zafra no tengan inconvenientes.

Los encargados de aseo realicen constantemente limpieza en las diferentes zonas donde se procese la caña de azúcar, para mantener una buena higiene en la transformación de ésta, y a través de ello dar confianza para que el consumidor se sienta seguro para consumirla.

Las personas encargadas de recibir los préstamos otorgados por el Banco de Fomento Agropecuario, no contribuyan para entrar a la red de corrupción aceptando de forma fraudulenta préstamos.




BIBLIOGRAFÍA


Revistas del Ingenio Azucarero la Magdalena

El Diario de Hoy

http://www.es.wikipedia.org.com/

http://www.lafelsina.com/

http://www.webislam.com/

http://www.pddh.gob.sv/

http://www.adraenlinea.com/

http://www.goliath.ecnext.com/

http://www.elsalvador.com/

http://www.yahoo.com/